Empresas

Escándalo en VW crece; Senado de EU la investiga 

La armadora alemana ahora enfrentará al Senado estadounidense por la asignación de más de 50 millones de dólares en subsidios tributarios para vehículos ahorradores de combustible, ya que existe la duda de que sus autos a diésel sean ahorradores.
AP
06 octubre 2015 19:48 Última actualización 06 octubre 2015 19:58
Las cosas se complican aún más para VW. (AP)

Los vehículos ahorradores tienen un crédito fiscal de mil 300 dólares por vehículo. (Reuters)

WASHINGTON.- El Comité de Finanzas del Senado abrió una investigación el martes sobre la manera en que Volkswagen usó un crédito federal fiscal concebido para vehículos ahorradores de combustible mientras se extiende el escándalo de falseo de pruebas de emisiones.

Los senadores Orrin Hatch, republicano por Utah, y Ron Wyden, demócrata por Oregon, indicaron en una carta dirigida a Volkswagen que más de 50 millones de dólares en subsidios tributarios pudieron haber llegado a manos de propietarios de VW por medio de engaños. Hatch dirige en panel de Finanzas y Wyden es el demócrata de mayor rango en tal comité.

El uso de "dispositivos de manipulación" de parte de Volkswagen en autos diésel de pasajeros genera la duda de si la automotriz alemana "hizo declaraciones falsas al gobierno de Estados Unidos" al certificar que Jetta y otros modelos de VW cumplían con las normas de emisiones necesarias para reclamar el crédito fiscal de mil 300 dólares por vehículo, de acuerdo con los senadores.

La agencia The Associated Press obtuvo una copia de la carta que fue enviada a VW el martes por la noche.

Los vehículos donde Volkswagen instaló el dispositivo de manipulación "incluyeron aquellos que la compañía certificó como calificados para el crédito para vehículos de motor con tecnología avanzada de mezcla pobre", indicaron Hatch y Wyden.

La carta pide a la compañía responder para el 30 de octubre.

La investigación del Comité de Finanzas del Senado se abre mientras la Comisión de Energía de la Cámara de Representantes ha programado una audiencia para el jueves sobre el escándalo de engaño en las emisiones.

La audiencia es la primera desde que VW admitió que instaló dispositivos de manipulación en unos 500 mil vehículos diésel en Estados Unidos que emitieron mucha más contaminación de la legal. La automotriz alemana ha confirmado que instaló los dispositivos en hasta 11 millones de vehículos alrededor del mundo en modelos de los años 2009 a 2015.

Michael Horn, presidente y director ejecutivo de Volkswagen Group of America, deberá testificar en la audiencia del jueves ante el subcomité de supervisión e investigaciones del panel de Energía y Comercio.