Empresas

Comercios pierden 1,645 mdp al año por marchas

12 febrero 2014 4:29 Última actualización 25 junio 2013 15:0

[Cuartoscuro] 


Notimex

En lo que va del año, las marchas en la capital del país han representado pérdidas para los comercios establecidos por 1,645 millones de pesos, estimó la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de la Ciudad de México.

En conferencia, el presidente del organismo, Ricardo Navarro Torres, señaló que sólo en el corredor Reforma-Centro se han registrado 47 marchas este año, lo cual significa que los comercios han tenido problemas de ventas en 26% de los días hasta hoy.

En un día, los más de 2,800 comercios en el área referida registran mermas en sus ventas de 12%, lo que se traduce en pérdidas de casi 35 millones de pesos al día y de 1,645 millones de pesos en el año.

De igual forma, los establecimientos que se ubican en los perímetros A y B del Centro Histórico, en donde existen 24,753 establecimientos, se estima que las pérdidas por marchas y plantones se ubican en 84 millones 738,000 pesos por ventas no realizadas.

El presidente de la Canaco aclaró que los empresarios del comercio no se oponen a la libre expresión de las ideas, sin embargo, rechazan que el ejercicio de ese derecho vaya en detrimento de otros derechos fundamentales, como el de la libertad de tránsito.

Al dar a conocer un reporte sobre las marchas y plantones realizadas en lo que va del año en la capital, el directivo de la Canaco expresó su preocupación ante el creciente número de marchas y la radicalización de los plantones en la zona centro de la ciudad.

Por ello, Navarro Torres no sólo reiteró su exigencia de reglamentar todas las marchas y prohibir los plantones, "necesitamos penas en proporción a los daños que causan algunas personas. Urge modificar el marco regulatorio que fue arreglado a raíz de los disturbios del pasado 1 de diciembre".

Respecto a la inconstitucionalidad de la Norma 29 del Distrito Federal, la cual impedía la apertura de supermercados y tiendas de conveniencia cerca de mercados públicos, reconoció que no se pueden oponer a dicho comercio.

Refirió que los establecimientos afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) son de los más modernos del país en cuanto a recursos humanos, operativos y tecnológicos se refiere.

En su opinión, no se necesita impedirles que trabajen, sino que las pequeñas tienditas de la esquina se modernicen, "que se metan al siglo XXI", para que no les perjudique la decisión de echar abajo esa norma y corran el riesgo de desaparecer.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional dicha norma, al considerar que violaba el proceso de libre competencia y concurrencia para la venta de productos de la canasta básica en perjuicio del consumidor.