Empresas

Comcast busca abandonar fusión con Time Warner Cable

Según una persona familiarizada con el asunto, Comcast abandonaría su fusión propuesta con Time Warner Cable por 45 mil millones de dólares, el anuncio se daría este viernes. 
Reuters
23 abril 2015 20:37 Última actualización 23 abril 2015 20:37
Comcast

Después de adquirir NBC Universal, Comcast ha liberado la disputa por Time Warner Cable al realizar una oferta de 45 mil millones dólares.

El directorio de Comcast Corp se reunió en la noche del jueves para afinar sus planes de abandonar su fusión propuesta por 45 mil millones de dólares con Time Warner Cable Inc, según una persona con conocimiento directo del tema.

La fuente, que solicitó no ser identificada debido a que las discusiones son confidenciales, agregó que se espera un anuncio para el viernes.

Representantes de Comcast y Time Warner Cable rehusaron realizar comentarios.

La noticia se conoció un día después de que ejecutivos de Comcast y Time Warner Cable, las dos compañías proveedoras de televisión por cable más grandes de Estados Unidos, se reunieron con funcionarios del Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés).

Bloomberg reportó el jueves que Comcast planeaba retirar su oferta de cara a la oposición de los reguladores de Estados Unidos.

El Departamento de Justicia está evaluando si el acuerdo afectará a la libre competencia, mientras que la FCC está considerando si es del interés público.

Ambas agencias expresaron preocupaciones, aunque fuentes dijeron a Reuters que fue particularmente la firme postura de la FCC la que inclinó la balanza hacia poner fin al acuerdo.

Funcionarios de la FCC a cargo de revisar la fusión dijeron el miércoles a personal de la agencia que planeaban recomendar llevar el acuerdo ante un juez de ley administrativa para una audiencia, lo que equivaldría a que la comisión bloquearía el pacto.

La decisión de la FCC es su más reciente muestra de fuerza bajo el mando de Tom Wheeler, quien recientemente impuso las normas más estrictas en la historia del país a los proveedores de internet y en el 2014 ayudó a frustrar una potencial fusión entre los operadores inalámbricos Sprint Corp y T-Mobile US.

La fusión crearía a una compañía que controlaría a menos del 30 por ciento del mercado de televisión pagada en Estados Unidos, después de las desinversiones que prometieron las empresas. Brindaría acceso de internet de alta velocidad a casi un 40 por ciento de los estadounidenses, según datos de SNL Kagan.

Las acciones de Comcast cerraron con un alza de un 0.8 por ciento a 59.23 dólares y las de Time Warner Cable cayeron un 0.6 por ciento a 148.76 dólares.