Empresas

México amarga ventas de Coca-Cola Femsa en 2T14

En el segundo trimestre del año, los impuestos especiales a productos azucarados provocaron una caída de 6.6% en el volumen de venta de Coca-Cola Femsa en México. Los ingresos totales en la división mexicana y de Centroamérica crecieron 1.8% en comparación con el mismo periodo de 2013.
Redacción
23 julio 2014 8:45 Última actualización 23 julio 2014 15:11
[Bloomberg] Acciones de Femsa caen en la BMV tras el anuncio de Credit Suisse. 

[Bloomberg] Acciones de Femsa caen en la BMV tras el anuncio de Credit Suisse.

La caída de 6.6 por ciento en el volumen de venta de Coca-Cola Femsa en México, consecuencia de los impuestos especiales aplicados a productos azucarados, opacó los resultados de la empresa durante el segundo trimestre del 2014.

“Nuestra categoría de refrescos, de agua de garrafón, de bebidas no carbonatadas y nuestro portafolio de agua embotellada decrecieron 5.7, 8.2, 11.2 y 8.0 por ciento, respectivamente durante el trimestre”, explicó la firma.

Los ingresos totales reportados en la división de México y Centroamérica crecieron 1.8 por ciento en el segundo trimestre de 2014, en comparación con el mismo periodo de 2013, apoyados por el efecto no comparable de la integración de Yoli en México.

Sin embargo, excluyendo la integración de Yoli en México, los ingresos totales decrecieron 2.1 por ciento, como consecuencia principalmente de una contracción de volumen originada por el incremento de precios para traspasar el impuesto especial a bebidas endulzadas en México.

Esto ocasionó que el volumen total de ventas reportado por Coca-Cola Femsa entre abril y junio cayeran 2.8 por ciento a 506.8 millones de cajas unidad en el segundo trimestre de 2014, en comparación con el mismo periodo de 2013.

Pese a esto, Coca-Cola Femsa reportó un crecimiento de 23.5 por ciento en su flujo operativo del segundo trimestre y un crecimiento orgánico en ingresos de 20.5 por ciento, principalmente por iniciativas de management y reestructuración de operaciones, pues tuvo una caída de los volúmenes en México.

“Nuestros operadores generaron un crecimiento en el flujo operativo orgánico de doble dígito y expansión de margen en ambas divisiones. A pesar de un débil desempeño del volumen en México, como consecuencia del nuevo entorno fiscal y de malas condiciones climáticas, nuestra operación mantuvo el rumbo para mejorar su rentabilidad a través de nuestras iniciativas de revenue management, beneficio en los precios de materia prima, nuestra habilidad para reestructurar nuestras operaciones y nuestro enfoque permanente en la generación de eficiencias operativas”, detalló la compañía en un comunicado.