Empresas

Coca-Cola FEMSA dice estar abierta a más adquisiciones

10 febrero 2014 4:16 Última actualización 03 septiembre 2013 18:51

 [KOF ha anunciado en los últimos dos años nueve adquisiciones/Bloomberg] 


Reuters

MONTERREY  - La embotelladora mexicana Coca-Cola FEMSA (KOF), la mayor en el mundo de la popular marca, dijo el martes que está abierta a participar en más adquisiciones, las cuales podría financiar con acciones o con recursos provenientes de una oferta pública.
 
KOF , una sociedad entre la mexicana FEMSA y The Coca-Cola Co., ha anunciado en los últimos dos años nueve adquisiciones, incluyendo su más reciente acuerdo para comprar la embotelladora brasileña Spaipa en mil 855 millones de dólares en efectivo.
 
El director de Finanzas de KOF, Héctor Treviño, dijo en una conferencia con analistas que la compra de Spaipa sería financiada con un préstamo de 500 millones de dólares a tres años y un crédito sindicado a cinco años por mil 500 millones de dólares.
 
Treviño dijo que con los créditos la deuda neta de KOF se ubicaría en 1.6 veces sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) para diciembre del 2013, dejándoles todavía un margen de endeudamiento para futuras adquisiciones.
 
El ejecutivo dijo que la compañía se siente cómoda con una nivel de endeudamiento de 2.0 veces deuda neta a EBITDA.
 
"En caso de que enfrentemos una adquisición que requiere más que esos, sin duda podemos utilizar nuestras acciones, y si no podemos (...) también hacer una oferta pública de acciones", agregó Treviño.
 
KOF ha usado acciones para pagar las adquisiciones que ha realizado entre embotelladores mexicanos, pero los últimos dos acuerdos de compra en Brasil han sido en efectivo.
 
La mexicana recién concluyó la compra de la embotelladora brasileña Companhia Fulminense de Refigerantes en 448 millones de dólares en efectivo.
 
Las acciones de KOF cayeron el martes un 1.27% en la bolsa mexicana a 163.95 pesos, que algunos analistas atribuyeron a la expectativas de que la próxima reforma fiscal en México incluiría un nuevo impuesto a los refrescos.