Empresas

Cinco minutos en el Buen Fin

A las 0:00 horas de este viernes inició El Buen Fin. Cientos de personas se dieron cita en el Sams Club de Lomas de Sotelo para aprovechar las rebajas que se registran durante los cuatro días que dura el programa.
Carolina Ruiz
14 noviembre 2014 1:49 Última actualización 14 noviembre 2014 2:29
El Buen Fin. (Édgar López)

Antes de comenzar el viernes, los socios de la cadena de tiendas ya aguardaban a que abrieran las puertas. (Édgar López)

Cinco minutos después de que se abrieran las puertas del Sams de Lomas de Sotelo, en la zona metropolitana de la Ciudad de México, la familia Montes ya estaba formada en las cajas para pagar dos pantallas de 32 pulgadas. De hecho ya estaban planeando qué comprarían al día siguiente en su regreso.

“¡Es que nos escondimos!”, dijo la abuela de la familia Montes en medio de risas, luego de contestar por qué fueron tan rápidos en su selección de mercancía.

El Sams Toreo cerró sus puertas a la operación habitual en punto de las 10 de la noche, para preparar toda la mercancía que correspondía al primer día de El Buen Fin, por lo que todos los clientes, o socios, como son nombrados por el personal del Sams, tuvieron que salir y en algunos casos esperar a que se abrieran de nuevo las puertas en punto de las 00:00 horas del viernes.

Todos, menos la familia Montes, que esperaron el Buen Fin para adquirir sus pantallas LED y que decidieron no salir, para que su pequeña hija no padeciera frío.

“Nos esperamos a que hicieran el conteo de 10 y luego fuimos por nuestra pantalla. Ya la habíamos visto, y nos ahorramos más de mil pesos en cada una.

Ahora ya nos vamos a descansar porque vamos a volver mañana”, dijo el señor Montes mientras le informaban que tendría que esperar 15 minutos más para que le cobraran su mercancía.

A las 23:00 horas ya había alrededor de 50 personas esperando que las puertas del almacén se abrieran de nuevo. A las 23:30 eran más de 100. Los empleados en el Sams esperaban emocionados realizar el conteo final para ver a los clientes correr emocionados por sus pantallas y tomarle fotografías.

La familia Montes también les tomó fotografías, cuando decidieron que ya no había ningún problema por haber esperado desde adentro del Sams.

Luego de esos cinco minutos era común chocar con carritos de supermercado con una, dos o tres pantallas, en los pasillos saturados por gente revisando laptops, tablets, smartphones, equipo de audio y videojuegos. También perfumes.

Todas las notas EMPRESAS
Soriana ofrece televisores en 10 pesos por error de puntuación
IFT aprueba términos de convenios de interconexión de AMóvil
AT&T utiliza dron para proveer servicio telefónico en Puerto Rico
¿Quieres comprar el Nintendo Switch o una pantalla? Estas son las ofertas en linea
Adidas, líder en playeras del Mundial
Reanudan aterrizajes en el AICM tras ser detenidos por banco de niebla
Llega inversión israelí a Guanajuato
Grupo SaarGummi invierte 682.5 mdp en Querétaro
Este sector salió ileso y hasta fortalecido de la ‘tormenta Trump’
Bandai crece 15% en México por nuevos juguetes
SinDelantal quiere ‘comerse’ 30 por ciento del mercado nacional
Wal-Mart alista 2 millones de productos para ofrecer en el Buen Fin
Las 20 mejores escuelas para hacer un MBA, según Bloomberg Businessweek
Ventas del Buen Fin subirán 10% este año, estima la ANTAD
En 2018 iniciará operación de parque eólico en Querétaro
¿Buen Fin viajero? Comparamos tarifas aéreas
Santander niega hackeo en cuenta de la Secretaría de Cultura de la CDMX
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Cómo este hombre hizo 15 mdd en un año siendo anfitrión de Airbnb
Comcast y Verizon compiten con Disney por activos de Fox
¿Qué es lo que más se vende durante el Buen Fin?
ADO tendrá descuentos de hasta 60% por el Buen Fin
Quejas en servicios telecom aumentan en 3T17
Fibra Uno busca cerrar adquisiciones por 37 mil mdp a finales del año
Ante escasez, esta ONG 'cosecha' el agua