China niega haber obligado a empresas de EU a dar información tecnológica
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

China niega haber obligado a empresas de EU a dar información tecnológica

COMPARTIR

···

China niega haber obligado a empresas de EU a dar información tecnológica

El embajador chino, Zhang Xiangchen, dijo ante la Organización Mundial del Comercio que las acusaciones de que su Gobierno roba tecnología son 'pura especulación'.

28/05/2018
Actualización 28/05/2018 - 8:39
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

China calificó lunes como infundadas ante el panel de resolución de disputas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) las acusaciones de Estados Unidos respecto a que Beijing obligó a compañías a entregar información de tecnología a cambio de hacer negocios en la nación asiática.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha acusado a China de robar tecnología al país norteamericano y anunció un plan para imponer aranceles por 50 mil dólares en contra de bienes chinos.

Las dos partes han presentado quejas ante la OMC este año debido a este tema.

"No hay una transferencia de tecnología forzada en China", dijo el embajador chino, Zhang Xiangchen, en la reunión, de acuerdo a una copia de sus declaraciones a la que Reuters tuvo acceso.

"Según la posición estadounidense, China obliga a las empresas estadounidenses a proveer tecnología imponiendo requerimientos de una asociación conjunta, limitaciones en la participación accionaria extranjera y procedimientos administrativos para adquirir licencias", sostuvo Zhang.

"Pero el hecho es que ninguna de estas medidas regulatorias requiere de transferencias de tecnología por parte de las empresas extranjeras", indicó.

Zhang mencionó que el argumento estadounidense implica una "presunción de culpabilidad".

El representante de Comercio estadounidense cree que las firmas del país norteamericano en China están obligadas a entregar tecnología, aunque no presentó ninguna evidencia satisfactoria, sostuvo.

Algunas de las acusaciones constituyen "pura especulación", afirmó, y añadió que el Gobierno estadounidense observa la actividad de fusiones y adquisiciones de empresas chinas como una conspiración impulsada por Beijing.