Empresas

Cerveza regia artesanal Bracino busca expansión

Cervecería Bracino, comenzará a partir de abril su expansión logrando presencia en Guadalajara, DF, Tijuana y Cancún, para abastecer la demanda su producción pasó a 4 mil litros al mes, pero tiene una meta de 10 mil litros.
Sonia Coronado / corresponsal
13 marzo 2014 13:54 Última actualización 25 marzo 2014 18:52
Etiquetas
 ["México es el sexto país en consumo de cerveza, y la artesanal ha tenido un crecimiento importante en el país", dijo director de The beer. / Bloomberg]  

["México es el sexto país en consumo de cerveza, y la artesanal ha tenido un crecimiento importante en el país", dijo director de The beer. / Bloomberg]

Monterrey, NL.- Una compañía regiomontana que elabora cerveza artesanal, Cervecería Bracino, comenzará a partir de abril su expansión hacia otras ciudades del país y lo hará de la mano con las tiendas del segmento “triple A” de Walmart.

“Para finales de marzo le surtiremos a Walmart 300 cartones al mes, que son como unos 3 mil litros de cerveza, la distribución será en poco más de 100 tiendas que tienen el formato “triple A”, señala Daniel Cigarroa de la Rosa, director de la empresa, en entrevista con EL FINANCIERO.

Destaca que debido a éste y otros proyectos de maquila, la empresa tuvo que crecer, y de producir 2 mil 500 litros al mes pasó a 4 mil litros y la meta ahora es llegar a los 10 mil litros.

“Para abastecer la demanda, se requirió de una inversión de 700 mil pesos para la compra de equipo maquinaria y cuartos fríos y así incrementar en 60 por ciento la capacidad de producción”, explica.

Así, agrega, los puntos de venta aumentarán desde 35 a más de 100 en todo el país, logrando presencia en Guadalajara, Distrito Federal, Tijuana y Cancún.

El origen de esta cerveza artesanal se remonta a unos años atrás en esta ciudad, cuando Cigarrora de la Rosa, de profesión ingeniero, y un grupo de amigos se reunían por afición a elaborar sus propias cervezas, la calidad del producto fue tal que su producción a mayor escala inició hace dos años de manera formal.

“El pasatiempo se convirtió en proyecto, que después se materializó con los estilos Blonde Ale, Pale Ale y Brown Ale, hechas con levadura de fermentación alta. Su precio ronda entre los 35 y 70 pesos, dependiendo si se compra en tiendas de autoservicio o bares”, recuerda Cigarroa de la Rosa.

Comenta que si bien los altos costos de importación de sus insumos, 30 por ciento más caros que los nacionales, y el IVA, impactan a la compañía, uno de los aspectos que inquieta al gremio, es el 26.5 por ciento de Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) que pagan las bebidas con graduación alcohólica de hasta 14° GL (grado alcohólico volumétrico).

“Los cerveceros artesanales mediante la Acermex (Asociación Cervecera de la República Mexicana) estamos buscando, que los diputados fijen una cuota tanto para los grandes como para los pequeños. Nuestros insumos son más costosos que los de ellos, porque los importamos”.

Señala que una cuota fija permitirá una competencia más equitativa y fomentará el crecimiento de la cerveza artesanal, y ejemplifica que las grandes cerveceras pagan de IEPS dos pesos por litro de cerveza, mientras que los artesanales pagan 14 pesos.

La cerveza Bracino se disputa el mercado local con otras pequeñas compañías artesanales como Albur, Propaganda, Boca Negra, Xolo Beer, Kalos del Norte y Pata de Perro.

La Acermex señala que en México existen diversas cervecerías artesanales como Beer Lounge, Consorcio Cervecero de Baja California, Cervecería Mexicana, Cervecería Cucapa, Cervecería Cosaco, Sierra Madre Brewing y Cervecería Minerva.