Empresas

Ceproecología invertirá 36 mdd en producir biocombustible

Con una planta ubicada en el parque industrial de Hunucmá, Yucatán, la firma mexicana pretende crear combustible ecológico a través de microalgas cultivadas en el estado.
Corresponsal Yoisi Moguel
21 mayo 2017 18:12 Última actualización 21 mayo 2017 18:12
Microalga. (Shutterstock)

Microalga. (Shutterstock)

Mérida, Yucatán.- La empresa mexicana Ceproecología invertirá 36 millones de dólares para la instalación y operación en Yucatán de una planta para producir biocombustible utilizando como materia prima microalgas, para suministrarlo a todo el país para el funcionamiento de aviones, barcos y camiones.

El director de la compañía Ceproecología, Francisco Javier Sánchez, explicó que la firma prevé cultivar en diversas comunidades del estado esos microrganismos que servirán como componente principal para la producción de este tipo de combustible ecológico, que actualmente empieza a ser demandando para el uso industrial y otros sectores”, apuntó.

La empresa, precisó, arrancará los trabajos de construcción de la nueva planta en noviembre de 2017, y estará ubicada en el parque industrial de Hunucmá, donde ya opera la cervecería del Grupo Modelo y Envases Universales.

Además, la firma mexicana construirá una planta piloto que se pretende empiece a operar de manera en agosto, con el objetivo de aplicar una nueva tecnología en sus procesos productivos en la Península de Yucatán.

Javier Sánchez destacó que la fábrica de Yucatán empleará un mecanismo nuevo que se denomina creación de combustibles a través de tercera generación, mediante el uso de microalgas.

Este procedimiento, resaltó, es completamente mexicano, patentado en el país por técnicos de México y está apoyado por el Gobierno federal, la Secretaría de Energía, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el Centro Tecnológico de Querétaro, el Centro de Investigación Científica de Yucatán.

La producción del biocombustible de Yucatán servirá para suministro de aviones, barcos y camiones de empresas que ya lo están utilizando como parte de sus políticas ambientales, subrayó el directivo de la empresa Ceproecología.

Se pretende, señaló, transformar algunas comunidades yucatecas en plantas generadores de biocumbustible sin perjudicar la cadena alimentaria,