Empresas

CEO de Apple debe testificar en caso libros electrónicos

12 febrero 2014 4:52 Última actualización 13 marzo 2013 15:20

 [Bloomberg] Acusan a la empresa de conspirar con cinco editoriales para elevar los precios de los libros electrónicos. 


Reuters
 

Nueva York  .- El presidente ejecutivo de Apple Inc, Tim Cook, debe declarar en el caso derivado de la demanda del Gobierno estadounidense contra la empresa por presunta manipulación de precios en el mercado de libros electrónicos, decidió el miércoles una jueza.
 
La jueza distrital estadounidense Denise Cote en Manhattan otorgó el pedido del Departamento de Justicia de obligar a Cook a testificar durante cuatro horas en la demanda, que acusa a Apple de haber conspirado con cinco editoriales para elevar los precios de los libros electrónicos.
 
El Gobierno argumentó que Cook podría tener información relevante sobre la entrada de Apple en el mercado de libros electrónicos. Además, dijo que Cook podría haber tenido conversaciones relacionadas a los libros electrónicos con el ex CEO de Apple Steve Jobs, quien falleció en el 2011.
 
Apple se opuso al pedido y definió a su testimonio como "acumulativo y redundante" debido a que el Gobierno ya había hecho declarar a otros 11 ejecutivos de la firma productora del iPad.
 
Pero Cote, que habló en una teleconferencia, citó la muerte de Jobs como la razón clave para ordenar la declaración.
 
"Debido a esa pérdida, creo que el Gobierno tiene derecho a tener el testimonio de los ejecutivos de alto nivel de Apple sobre temas relevantes al caso", así como a contrarrestar los argumentos de la defensa de Apple, indicó la jueza.
 
Un portavoz de Apple no respondió inmediatamente a pedidos de comentarios.
 
Apple es el único acusado que queda en la demanda, que fue presentada en abril del 2012 en el tribunal distrital de Nueva York.
 
Todas las editoriales, entre ellas Penguin Group de Pearson Plc, HarperCollins Publishers Inc de News Corp y Simon & Schuster Inc de CBS Corp, ya aclararon su situación. La última editorial, MacMillan, lo hizo en febrero.
 
Un juicio está programado para junio. El Gobierno no pide compensaciones por daños, pero está intentando demostrar que Apple violó la legislación antimonopolios y una orden que le impida a la empresa reincidir en conductas similares.
 
Argumentos de teleconferencia
 
Durante la teleconferencia, Orin Snyder, un abogado de Apple en la firma Gibson Dunn & Crutcher, calificó al pedido del Gobierno para que Cook declare como "tanteando el terreno".
 
Snyder dijo que el testimonio de los otros ejecutivos debería ser suficiente en el caso. Las declaraciones de los otros 11 ejecutivos de Apple ya han tenido lugar o fueron programadas, de acuerdo a una carta previa de la compañía enviada a la jueza.
 
"Este esfuerzo para que declare el señor Cook, el presidente ejecutivo de Apple, refleja el hecho de que el Gobierno no puede cumplir con la evidencia para el caso", dijo Snyder.
 
Lawrence Buterman, un abogado del Departamento de Justicia, dijo durante el llamado que Cook había proporcionado una declaración escrita en el caso en la que afirmó que no tuvo "ningún papel de relevancia" en los hechos en cuestión.
 
El Gobierno cree que es probable, debido a la "posición y proximidad" de Cook con Jobs, de que mantuvieron conversaciones privadas respecto a los libros electrónicos", dijo Butermann.
 
"Significa que el señor Cook es la única potencial fuente de información", afirmó.