Empresas

Cemex prevé recuperación operativa hacia 2016

Después de un difícil 2013, la empresa espera que su flujo de operación alcance 4 mil 700 mdd, debido a una recuperación en sus mercados, con esto su apalancamiento podría descender a 3 veces este indicador en el mediano plazo.
Ana Valle
13 febrero 2014 21:41 Última actualización 14 febrero 2014 5:0
Etiquetas
[En República Checa, la comisión local analiza otro acuerdo entre Cemex y Holcim./Bloomberg] 

[Cemex busca trabajar a mano con comunidades, gobiernos, desarrolladores, constructores y otros sectores / Bloomberg]

Cemex anticipó que en el mediano plazo no sólo esperan incrementar su flujo de operación (EBITDA por sus siglas en inglés) sino también su flujo de efectivo y con ello reducir sus niveles de apalancamiento hacia 2016.

Juan Pablo San Agustín, vicepresidente ejecutivo de planeación estratégica y planeación de negocios de Cemex, comentó que hacia 2016 esperan incrementar su flujo de operación a 4 mil 700 millones de dólares, ante una recuperación generalizada en todos sus mercados.

En su presentación ante analistas en el Día Cemex 2014, anticipó que esperan un crecimiento de la demanda de cemento de 3.7 por ciento para México hacia 2017 y de 9.3 por ciento en Estados Unidos, lo que estará acompañado por un incremento en precios.

Las mejoras operativas también estarán relacionadas con reducciones de gastos financieros y venta de activos, comentó Fernando González, vicepresidente ejecutivo de finanzas y administración.

“De ahora en adelante esperamos que el EBITDA crezca, lo que nos traerá una posición de flujo de efectivo positiva, con lo que estaremos reduciendo nuestro nivel de apalancamiento en el futuro cercano”, comentó González.

El incremento en el EBITDA permitirá a Cemex convertir hasta el 35 por ciento en flujo libre de efectivo, luego de que al cierre de 2013, este rubro fue negativo y representó el 3 por ciento del flujo de operación.

González, explicó que con estas acciones podrán reducir su apalancamiento a menos de 3 veces el flujo de operación, desde el punto máximo de 7.4 veces que alcanzó en 2010 y el 5.5 al cierre del año pasado.

“Aunque hemos tenido un apalancamiento elevado, hemos sido prudentes y atentos al avance del refinanciamiento de la deuda, en 2014 no tenemos deuda que refinanciar y hacia 2016 nuestro refinanciamiento es muy bajo comparado con los años siguientes”, explicó González.

En lo que se refiere a México, Juan Romero, presidente de Cemex México, explicó que tras un difícil 2013 en que cayeron 8 por ciento las ventas, este año habrá factores importantes además de la recuperación de la construcción de infraestructura que permitirán un incremento de un dígito medio, entre 4 y 6 por ciento, en el volumen de ventas de cemento.

Mientras que la infraestructura contribuirá con el 25 por ciento de la demanda de cemento; la construcción industrial y comercial lo hará con 22 por ciento y la residencial formal con 16 por ciento y la construcción informal en 38 por ciento.

En la construcción de infraestructura, Romero anticipó un crecimiento de 10 por ciento en la demanda de cemento para proyectos carreteros e hidráulicos, para los que se tienen un pipeline de 12 mil 660 millones de dólares para este año.