Empresas

Cemex “mete su cuchara” en Torre Reforma

Cemex participa en la construcción del edificio más alto de la Ciudad de México, la Torre Reforma, proporcionando el material para la elaboración de los muros, el soporte de la estructura en una charola de concreto, además de apoyar con la tecnología ‘placing boom’, que permite colar en zonas altas y de difícil acceso.
Redacción
07 julio 2015 18:25 Última actualización 07 julio 2015 19:28
Torre Reforma

Torre Reforma (Eladio Ortiz)

La empresa mexicana Cemex participa en la construcción de Torre Reforma, la más alta de la Ciudad de México con 246 metros de altura y 57 niveles, proporcionando el material para diversas estructuras del proyecto.

En un comunicado detalló que suministró el cemento para la elaboración de los muros, el soporte de la estructura en una charola de concreto, además de apoyar con la tecnología ‘placing boom’, que permite colar en zonas altas y de difícil acceso.

Torre Reforma, que se espera abra a finales de 2015, fue diseñada por el arquitecto mexicano Benjamín Romano de LBR&A Arquitectos, “sus muros de concreto aparente que en perspectiva asemejan a un gran libro abierto”.

“Caracterizados por su esbeltez y solidez, los muros que fungen como la columna vertebral de la torre fueron elaborados con concreto Cemex de la línea Fortis. Sus propiedades de alta resistencia permiten soportar las losas -concebidas sin columnas interiores para el aprovechamiento de los espacios- con el apoyo de la estructura metálica entrelazada” dijo la empresa.

Agregó que la obra requirió de un equipo de bombeo especial para poder colar en zonas altas y difícil acceso. “La tecnología ‘placing boom’, una solución facilitada por Cemex, permite la colocación continua de concreto con seguridad, rapidez, uniformidad, y eficiencia en costos y mano de obra”.

El proceso de cimentación del edificio inició en 2008, cuando fue necesario desplazar temporalmente una casona de 1929, catalogada como patrimonio histórico y cultural por el INBA, para después regresarla a su sitio original con el soporte de una ‘charola’ de concreto especial, también suministrada por la cementera mexicana.