Empresas

CDMX invierte 15 mdp en deshidratadora

El dispositivo trabaja con energía solar y deshidrata los productos que los campesinos no pueden colocar en el mercado con el objetivo de que no sean desechados y así darles un valor agregado en beneficio de los productores.
Francisco Hernández
04 diciembre 2016 23:39 Última actualización 05 diciembre 2016 4:55
Roberto Alcaraz impulsa este proyecto productivo solar. (El Financiero)

Roberto Alcaraz impulsa este proyecto productivo solar. (El Financiero)

Con una inversión de 15 millones de pesos, la empresa Lavizet lleva a cabo el desarrollo de un proyecto para la deshidratación de productos agrícolas con energía solar de alta tecnología, ubicado en Xochimilco, Ciudad de México.

El proyecto tiene la finalidad de apoyar a los campesinos de las zonas rurales de la Ciudad de México, a fin de que estos no tengan que desechar el producto que no puede ser colocado en el mercado.

“Tratamos de apoyar a los campesinos que tienen una sobreproducción, a aquellos que tratan de darle una salida al producto, el dispositivo trabaja con energía solar, la cual es transformada en energía térmica para realizar el proceso de deshidratación”, explicó Roberto Alcaraz, CEO de Lavizet.

Lo que se trata de evitar es que varias toneladas de productos que los campesinos no pueden colocar en el mercado, se transformen en alimentos deshidratados, que por lo general tienen un alto valor en el mercado.

Actualmente el proyecto recibe un apoyo económico de 15 millones de pesos por parte de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Ciudad de México, para construir 100 secadores en una superficie de dos mil metros cuadrados, comentó el especialista.

De acuerdo con el ejecutivo, la granja deshidratadora solar es capaz de procesar hasta cinco toneladas de producto por semana, y permite la reducción de hasta seis toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero, comparado con plantas deshidratadoras a gas de similar capacidad.

“Tenemos dos modelos de negocios, uno es si el productor ya tiene un canal de distribución establecido, entonces lo que se hace es deshidratar el producto y se le entrega a granel para que ellos lo empaqueten, y la otra es que también tenemos nuestro mercado, por lo que les compramos el producto y nosotros después los distribuimos por nuestros medios”, destacó Alcaraz.

Actualmente, la empresa trabaja con productores tanto de la capital, como de algunos estados como Michoacán o Morelos, a los cuales se les cobra en promedio entre 370 y 400 pesos por módulo a deshidratar, que puede ir desde 20 kilos hasta varias toneladas.

Lo que trata de hacer Lavizet al deshidratar los alimentos es darle un valor agregado a los productos, en beneficio de los productores capitalinos.

Así, además de conservar los alimentos, se evita la contaminación, al trabajar sólo con energía solar, por lo que es un autosustentable.