Empresas

Persiguiendo a Apple para tratar de ganar las ‘sobras’

Tras el éxito demoledor del iPhone, que podría quedarse hasta con el 93 por ciento de todas las ganancias de la industria, las firmas competidoras luchan por acaparar un sitio que no haya ocupado Apple; sin embargo, es poco lo que no ha abarcado. 
Molly Wood
20 marzo 2015 14:57 Última actualización 21 marzo 2015 5:0
Smartphones

Apple reportó ventas récord del iPhone, incluido un aumento del 83 por ciento en las ventas en China. (NYT)

Teléfonos grandes, teléfonos pequeños, teléfonos baratos, teléfonos caros, teléfonos curvos; y todos ellos esperan quitarle una rebanada del pastel al iPhone.

Muchos de los principales fabricantes de smartphones del mundo usaron la enorme exposición comercial de la industria celebrada aquí recientemente, el Congreso Mundial de Móviles, para atraer a compradores de todo el mundo.

Pero pese a la conspicua ausencia de Apple, su iPhone fue el blanco claro de esos anuncios. Y el iPhone parece irrefrenable. Hace poco más de un mes, en lo que se volvió un patrón familiar, Apple reportó ventas récord del iPhone, incluido un aumento del 83 por ciento en las ventas en China en comparación con el mismo periodo el año pasado. Según un reporte de Canaccord Genuity, una firma de inversión, Apple podría quedarse con hasta 93 por ciento de las utilidades en toda la industria de aparatos móviles.

Entonces, ¿qué le deja eso a todos los demás? Una pelea de perros por las sobras.

“Son los reyes de la colina”, dijo Ben Wood, analista de dispositivos móviles e inalámbricos en la firma de investigación CCS Insight, refiriéndose a Apple. “Están manteniendo márgenes que desafían a la gravedad en una época en que la mayoría de los demás manufactureros están luchando simplemente para quedar tablas. Queda tan poco margen para todos los demás que solo está intensificando la competencia”.

Esa dinámica fue clara en la exposición, donde los fabricantes de dispositivos estuvieron probando diferentes estrategias para diferenciarse en la búsqueda del segundo lugar.

Samsung, probablemente el competidor más fuerte de Apple, recurrió a sus dispositivos más parecidos al iPhone. Los nuevos teléfonos, el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge, tienen diseños totalmente de cristal, pantallas de resolución superalta, procesadores rápidos y un enfoque en las cámaras, la tecnología de identificación de huellas dactilares y un próximo servicio de pagos móviles.

Los teléfonos se ven más pulidos y lujosos que los anteriores modelos de Galaxy. La estrategia, dijo Jan Dawson, analista en jefe de Jackdaws Research, bien podría revivir las ventas de smartphones de Samsung, que recientemente se han ido apagando.

“Samsung ha tenido un gran momento vendiendo en el mercado de consumo hasta ahora”, dijo Dawson. “Pero el desafío es que ha estado cobrando precios similares al iPhone por dispositivos que no se acercan a ser tan especiales o diferentes como el iPhone”.

Pero incluso Samsung parece reconocer que podría no ser suficiente.
Como muchas otras compañías en la conferencia, Samsung trató de promover sus aparatos como la mejor opción para las empresas.

Samsung promovió su servicio Knox, que es básicamente una aplicación que le permite a uno mantener separadas las aplicaciones y servicios de trabajo de la información personal en un mismo teléfono, y más de una vez sugirió que era un teléfono que los gerentes de tecnología de la información adorarían.

De nuevo, sin embargo, Samsung estará entrando en un área donde domina Apple.

Apple ya se ha asegurado una posición sustancial en las empresas”, dijo Wood.

En febrero, el Reporte de Índice de Mobilidad de Good Technology, una compañía de gestión de dispositivos móviles, reportó que se activaron en los lugares de trabajo casi tres veces más iPhones nuevos en los últimos tres meses de 2014 que teléfonos Android.

Y Apple ha estado tratando de hacer incluso más incursiones empresariales, anunciando un acuerdo en diciembre con IBM para crear aplicaciones y servicios de nube que sean más amistosos con las empresas.

Dan Bieler, un analista de empresas y futuros en Forrester Research, dijo que las compañías esperaban que el mercado de empresa a empresa compensara una desaceleración en las ventas de consumo, porque aun cuando las compañías no ganan mucho dinero con cada venta, la cantidad total de ventas es atractiva.

Analistas dicen que el iPhone es demasiado costoso para que todas las empresas lo ofrezcan a todos los empleados. Por supuesto, eso significa que los compradores empresariales experimentarán una conmoción por el Galaxy S6 prémium de Samsung, que tiene aproximadamente el mismo precio.

Lo mismo aplica para el costoso nuevo HTC One. Pero una compañía gigantesca más podría estar haciendo grandes avances: Microsoft.
“Ese es un espacio donde, de manera interesante, Microsoft tiene una oportunidad enorme”, dijo Wood. Señaló que los directores de información “dicen que pueden comprar tres o cuatro teléfonos Windows de nivel medio o inferior altamente capaces por el precio de un iPhone”.

Con ese fin, Microsoft lanzó dos nuevos teléfonos Lumia de menor costo en el Congreso Mundial de Móviles, y el vicepresidente ejecutivo de la división de dispositivos de Microsoft, Stephen Elop, dijo en una entrevista que tenía a las empresas en la mira.

“Queremos tener un teléfono empresarial, adecuadamente conectado con lo que es típicamente la infraestructura de Microsoft”, dijo Elop. “Microsoft es muy fuerte en seguridad y centros de datos, y las empresas han creado aplicaciones personalizadas en torno a ello, y todos de pronto dicen que no hay manera en que vayan a gastar esta cantidad de dinero por un iPhone 6 o un Samsung”.

La estrategia de modelos de nivel inferior, dijo, es “muy deliberada de nuestra parte”.

Por supuesto que para Microsoft, simplemente cualquier venta de smartphones es buena. Microsoft tiene una participación de mercado de menos del 3 por ciento en los envíos de smartphones mundialmente. Pero el argumento del precio es atractivo.

Otros fabricantes planean formular diferentes argumentos de venta ante las empresas. La compañía telefónica Blackphone y la compañía de comunicaciones privadas Silent Circle anunciaron le segunda edición e su teléfono orientado a la privacidad.

Las compañías dijeron que un 70 por ciento de su torrente de ingresos provino de los pedidos de las empresas. Pero como se espera que cada Blackphone 2 cueste 649 dólares – aproximadamente el precio de un iPhone pero sin muchos de sus extras _, las empresas deben tomar la privacidad muy en serio.

Sin embargo, otros fabricantes de teléfonos orientados a las empresas esperan vender teléfonos o servicios. BlackBerry, que lanzó el retro BlackBerry Classic el año pasado, exhibió un dispositivo de pantalla táctil de menor costo en el Congreso Mundial de Móviles llamado BlackBerry Leap.

Después de caer a 0.4 por ciento de la participación de mercado en 2014, según IDC, BlackBerry también está tratando de convertirse en una compañía de software y servicios, y recientemente lanzó una suite de aplicaciones y servicios que estará disponible en dispositivos iOS, Android y Windows a fines de 2015.

Los fabricantes de teléfonos también están manteniendo la vista puesta en los mercados en crecimiento como China e India. Pero en China, también, Apple está en una posición fuerte, cerca de superar al disruptivo fabricante de electrónica Xiaomi en términos de participación e mercado en el país, según algunos reportes.

Las ventas de Samsung en esos países, mientras tanto, está siendo erosionada por Xiaomi, Lenovo y Huawei. (Huawei, un fabricante de teléfonos chino, lanzó un teléfono llamado Honor 6 en el Congreso Mundial de Móviles, junto con un reloj inteligente bien recibido.)

Y una vez que las personas realmente tienen un iPhone, es menos probable que lo cambien. Los smartphones siempre han enganchado a los compradores con sus ecosistemas en cierta medida, pero la gama de servicios de Apple es más poderosa que nunca, entre ventas de música y aplicaciones, almacenamiento en la nube de preciosos elementos digitales como fotos y eventualmente incluso el control sobre la casa inteligente o el auto de los usuarios.

Nada de esto quiere decir que el iPhone ascenderá por siempre. El hardware es sí es cada vez menos importante en estos días, y los servicios cada vez más importantes, así que Apple tendrá que corregir servicios como los mapas y la mensajería instantánea; así como servicios más complicados como HealthKit y HomeKit, sus marcos para recolectar datos de salud y condición física y conectar con dispositivos domésticos inteligentes.

Pero aquí, en Barcelona, la sombra de Apple estuvo en todas partes. La compañía es, según todas los estándares, una máquina poderosa de hacer dinero y, encima de eso, sus dispositivos y marca son ampliamente adorados. Esa es una colina muy empinada para que la escale alguien más.

“Otros fabricantes simplemente le ven con asombro”, dijo Wood.

1
 

  

Smartphones Godd