Empresas

Casa San Matías se dispone a lanzar bonos de carbono

La productora de tequila será la primera en comercializar bonos de carbono, se espera que dentro de un mes comience con la operación. Desde 2012, ha aplicado el programa de apoyo promovido por FIRA, aprovechando el Protocolo de Kyoto.
Gabriela Chávez / corresponsal
08 mayo 2014 18:15 Última actualización 08 mayo 2014 18:15
San Matías

Casa San Matías instalará un biodigestor que le permitirá tratar gases de efecto invernadero. (Tomada de http://www.sanmatias.com/)

GUADALAJARA, JAL.- Casa San Matías, la empresa que creó el primer tequila enfocado al mercado femenino-Tequila Carmesí- y es de las pocas firmas del sector dirigida por una mujer: Carmen Villareal Treviño, será la primera en comercializar bonos de carbono.

Dentro de aproximadamente un mes podría poner a la venta los primeros bonos señaló Villareal en entrevista con EL FINANCIERO.

Y aunque la empresa no prevé lograr importantes ingresos con esto, el objetivo principal será contribuir con el cuidado del medio ambiente, señaló la ejecutiva.

“Hemos hecho números de lo que podríamos recuperar, pero en sí el monto de la venta de bonos de carbono no es tan importante sino el significado de poder aportar de esa manera a limpiar un poco el planeta”, indicó Villareal.

Destacó que “cualquier esfuerzo que contribuya a mejorar el planeta vale la pena”, aún a pesar de la gran tramitología implicada en este proyecto, dijo.

Casa San Matías fue la primera empresa que en 2012 aplicó para un programa de apoyo promovido por Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), aprovechando el Protocolo de Kyoto.

La tequilera recibió recursos a través del Fideicomiso de Riesgo Compartido (FIRCO), el cual otorgó casi 25 por ciento de la inversión cercana a ocho millones de pesos para instalar un biodigestor que le permitirá tratar gases de efecto invernadero.

Con estas inversiones pretende abrirle camino a otras empresas del sector interesadas en tratar las vinazas o residuos líquidos resultantes del proceso de elaboración del tequila para transformar estos contaminantes en energía limpia, pues actualmente sólo las grandes empresas tienen capacidad de hacerlo.

“Estamos ya muy cerca de tener todo el papeleo completo, como somos la primera empresa que aplicó a este programa nos tocó abrir brecha” indicó Villareal quien sabe enfrentar retos pues en 1997 decidió combinar su rol de madre de familia y quedarse al frente del negocio tras la muerte de su esposo.