Empresas

Carga aérea padece abandono en México, ven falta de infraestructura

No es negocio para los grupos aeroportuarios, que principalmente ganan dinero con el manejo de pasajeros, sino para firmas de carga. En el 2013 ligó su tercer año a la baja y su peor caída con un 8.9%. 
Pilar Juárez
20 marzo 2014 20:5 Última actualización 21 marzo 2014 5:0
 El Presidente del Clúster Aeroespacial de Baja California reconoció que las certificaciones dentro del Acuerdo Bilateral de Seguridad Aérea han sido muy lentas. 

El Presidente del Clúster Aeroespacial de Baja California reconoció que las certificaciones dentro del Acuerdo Bilateral de Seguridad Aérea han sido muy lentas.

El transporte aéreo participa con menos del 1 por ciento de la carga en México, muy por debajo del 4 con que contribuye en Estados Unidos, pues el sector enfrenta un abandono en cuanto a políticas públicas para incentivar su crecimiento, así como la falta de infraestructura, coincidieron expertos.

En 2013, acumuló 3 años a la baja, cuando experimentó su peor caída, con una disminución de 8.9 por ciento en carga transportada, luego de sufrir un descalabro de 5.1 por ciento en 2012 y de 2.7 por ciento en 2011, de acuerdo con cifras de la Dirección General de Aeronáutica Civil.

Ingo Babrikowski, director general de Estafeta, una de las principales aerolíneas de carga doméstica, estimó que el 65 por ciento de la carga aérea que llega al país se dirige a la Ciudad de México, pero sólo el 25 por ciento o menos se queda en la zona metropolitana.

“Todo se tiene que distribuir y si vemos toda la ineficiencia que tiene la Ciudad y las complicaciones para el transporte, aunado a que se tiene una aduana saturada. Una mejora para eso sería tener una plataforma de carga aérea que hoy no está planeada para el país”, criticó el directivo.

México no cuenta con infraestructura para la carga aérea, eso se debe a que los aeropuertos principalmente ganan dinero con el manejo de pasajeros, detalló.

“La parte de carga no es tan importante para los aeropuertos”, dijo Babrikowski.

Fernando Bosque, presidente del Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), reconoció que la carga aérea no es un negocio para los grupos aeroportuarios, sin embargo, descartó que se frene por la falta de infraestructura en los aeropuertos.

“En México hoy en día los aeropuertos no son una restricción, las pistas están ahí. En el Aeropuerto de Guadalajara se tienen las instalaciones más modernas y amplias para el manejo de la carga y están al 30 por ciento de su uso”, sostuvo.

La carga no es un negocio aeroportuario, es negocio para los operadores de carga terrestres o aéreos, destacó el presidente de GAP.

“En un país donde la regulación del sector de carreteras es tan deficiente, donde hay tanta informalidad y por tanto un costo de tonelada tan bajo, lo único que puede proliferar es el transporte de carga a nivel internacional o intercontinental y para ello necesitas una oferta de bodegas para desarrollar la carga”, agregó del Bosque.

No obstante, el sistema tarifario en los aeropuertos de México no contiene una estructura que permita financiar los proyectos de carga, consideró el directivo.

El transporte aéreo de carga tuvo una limitada participación en México durante décadas, debido a la centralización geográfica de la economía y de la predominancia de modos de transporte terrestre, explicó Óscar Rico, especialista del Instituto Mexicano del Transporte (IMT).

En México no está desarrollado el concepto de aviación de carga, pues es muy cara; por kilo es casi el equivalente a una tarifa de primera clase de pasajeros, consideró Federico Dovali, especialista en el sector aeroportuario y académico de la UNAM.

“A la carga aérea no se le ha dado la atención correcta y no la hemos sabido explotar por falta de demanda, sin embargo, las compañías comerciales como Aeroméxico tienen un movimiento bastante significativo, pero lo mueven en aviones de pasajeros”, comentó Dovali.

La carga aérea que se transporta en México tiene tener alto valor, como piezas electrónicas, refacciones, tecnología o dinero.