Empresas

¿Cansado de tu empleo actual? Quizás te interese trabajar en estos hoteles

La editora de viajes de Bloomberg ha seleccionado los empleos más extravagantes dentro de algunos hoteles, desde un profesor de sirenas hasta un agrónomo de un campo de golf en un hotel en Yucatán. 
Bloomberg
17 enero 2017 13:21 Última actualización 29 enero 2017 4:55
hotel

hotel

A veces, como editora de viajes, me parece que lo he visto todo. La periodista de vuelta de todo en mi interior se ríe de los incontables “recepcionistas cupido” que surgen en San Valentín, o de los trucos que huelen a marketing desesperado que van desde el tipo que hace postres de malvavisco en una hoguera, al arquitecto de auras o el guacamólogo (sí, todos existen de verdad).

No todos los trabajos absurdos de hotel son tan descabellados. El Conserje de las Pajaritas en el Ritz-Carlton Bulkhead de Atlanta consiste, en realidad, en un recepcionista del hotel que se ha ganado una reputación gracias a su excelente habilidad para anudar pajaritas, así que ahora transforma a sus huéspedes en impecables caballeros sureños antes de las bodas y galas.

Observador de auroras boreales” puede parecer un trabajo ridículo, pero se trata de alguien que se pasa toda la noche despierto en Islandia, para que usted pueda levantarse si (y solo si) hay un buen motivo para salir de la cama.

Y sí, podrá poner los ojos en blanco ante la palabra “Tabaquista”, pero el que hay en el hotel Four Seasons de Washington D.C. ha pasado un examen legítimo que certifica su cualificación; se encarga de uno de los salones de fumadores más meticulosamente escogidos del mundo.

Con esto en mente, hemos seleccionado un puñado de los trabajos más curiosos en los hoteles del mundo. Si se los encuentra durante su estancia, añadirán un toque de originalidad a sus vacaciones; o, al menos, le inspirarán sobre un posible cambio de carrera.

1
El mayordomo del tartán en el Balmoral, en Edimburgo

 

El mayordomo del tartán en el Balmoral, en Edimburgo

El veterano recepcionista del Balmoral, Andy Fraser, ha escogido un nicho en el que especializarse: ayudar a los huéspedes a rastrear sus raíces escocesas y descubrir el tartán de su familia (cada familia escocesa puede atribuirse un tartán concreto, dependiendo de sus ancestros, la localidad de la que provengan o el clan al que pertenecían sus parientes).

Sólo tiene que darle lo que sepa de su genealogía antes de la visita, y él se encargará de la investigación en los registros locales y con los expertos. Para el momento de su llegada, ya habrá encontrado el que corresponde en el Registro Escocés de Tartanes. (También le pondrá en contacto con tiendas de kilt en la que comprar indumentarias con su patrón personal).

1
Profesores de sirenas en Sanderling Resort, en los Outer Banks de Carolina del Norte

 

Profesores de sirenas en Sanderling Resort, en los Outer Banks de Carolina del Norte

¿Quiere formar parte de ese mundo? Hable con Kitty Hawk Kites, la principal instructora de sirenas en la Escuela de Sirenas de Sanderling Resort, abierta hace seis meses. Durante sesiones de 49 dólares y una hora de duración, enseña a los huéspedes a entrar y salir de una cola de sirena especialmente diseñada, y a cómo resultar elegante dentro del agua mientras la lleva.

1
Técnico del Sabbat en el hotel King David, en Jerusalén

 

Técnico del Sabbat en el hotel King David, en Jerusalén

Para los judíos ortodoxos que visitan Jerusalén, los servicios del técnico del Sabbat no son solo un entretenimiento, sino un motivo para alojarse en el hotel King David. Después de la puesta de sol del viernes, evitan el uso de la electricidad. El técnico está disponible para desconectar los mecanismos eléctricos de las cortinas, cambiar las tarjetas de acceso por llaves tradicionales, y operar un ascensor que se detiene en cada planta, de forma que los clientes no necesiten pulsar los botones.

1
Cazador de Trufas en Le Richemond, Suiza

  

Cazador de Trufas en Le Richemond, Suiza

Este venerable hotel de 142 años en Lago Geneva ha contratado a Clément Jacquemier, un proveedor de trufas, quien semanalmente lleva a los huéspedes a un tour para recolectar trufas, junto con su cachorro Pistache. Debes excavar todo lo que puedas para sacar las trufas y llevarlas al hotel, Le Jardin, el cual tiene un sinfín de platillos que pueden prepararse éstas.

1
Masajista canino en el Hotel Splendido, en Portofino, Italia

 

Masajista canino en el Hotel Splendido, en Portofino, Italia

Este puede que no sea para ti, pero cualquier perro con sellos en su pasaporte puede desear un masaje canino en uno de los hoteles con mejor vista de toda Italia. Allí los canes son mimados en cuartos de tratamiento igual que los humanos aunque con una hermosa vista de la bahía de Portofino.

El masajista utiliza técnicas suecas de masaje para calentar y hacer trabajar los músculos de los perros, sólo no cuestiones en qué se diferencia esto de cuando rascas la panza a tu perro, porque estamos muy seguros de que no hay ninguna variación.

1
Pulidor francés en el Dorchester, en Londres

 

Pulidor francés en el Dorchester, en Londres

A Kevin Berry le han asignado la tarea de mantener todas las antigüedades del histórico Hotel Dorchester en Londres por los últimos 16 años. Pero si está en Londres, ¿por qué le llaman pulido francés? Él usa una particular técnica para refinar madera llamada pulido francés, que le brinda a los objeto un acabado brillante como un espejo.

Berry no es el único que realiza esta tarea en la ciudad, pues en el Café Royal existe una empresa familiar especialista en piedra y mármol, quienes pulen con nuevas y viejas técnicas las paredes de mármol del hotel.

1
Gaitero del atardecer en el Hotel Ritz-Carlton en la bahía de Media Luna en California.

 

Gaitero del atardecer en el Hotel Ritz-Carlton en la bahía de la Media Luna en California.

Quizás creas que todo tipo de gaiteros pueden encontrarse en los hoteles en Escocia, pero este hotel ha tenido uno por más de 15 años. El toca por una hora y media antes del ocaso varios días a la semana, alrededor de 52 semanas por año, su espectáculo lo da en el primer hoyo del campo de golf del Hotel y alrededor de éste, muchos dicen que esto les recuerda a los campos y acantilados de Escocia.

1
Limpiador de candelabros en el Hotel Waldorf Astoria, en Nueva York

 

Limpiador de candelabros en el Hotel Waldorf Astoria, en Nueva York

Este es posiblemente un trabajo de tiempo completo. Ahora que te hemos contado de las necesidades locas del Hotel y las leyendas de los políticos que han danzado en el salón de baile, ¿sabías que se necesita un equipo de tres personas para limpiar el enorme candelabro de salón? No sólo eso, al trío de trabajadores les toma tres días bajar la gigantesca lámpara y limpiar una por una cada pieza de cristal que lo compone.

1
Limpiador submarino en el Conrad de Maldivas

 

Limpiador submarino en el Conrad de Maldivas

En el tema de la limpieza, esta propiedad es famosa por la suya hecha debajo del agua, la cual no tendría lógica si no fuera por las algas que ensucian el tanque del restaurante. Es por eso que el Hotel tiene a su equipo de limpieza, que también funciona como el grupo de buceo, para lavar el masivo tanque marino tres veces al día. El proceso toma 20 minutos cada uno y el tanque mide 5 metros y está rodeado por arrecifes de coral.

1
Agronomista sustentable en Vidanta en la Riviera Maya, Yucatán, México

 

Agronomista sustentable en Vidanta en la Riviera Maya, Yucatán, México

Los cursos de golf son una de las actividades menos eco-friendly de los hoteles, pues ésta requiere de una increíble cantidad de agua para el mantenimiento del campo, pero el hotel Vidanta ha contratado a un agrónomo para mantener los 2 mil 500 acres del terreno de una manera sustentable y ayudar a controlar la necesidad de agua, también hay un ‘vermiculturista’ quien trabaja con iniciativas como la composta y el cultivo de aceite.

1
Especialista en tapicería del Hotel St. Regis en Nueva York

 

Especialista en tapicería del Hotel St. Regis en Nueva York

En el hotel la mayoría de las paredes están cubiertas por hermosos tapices y la mayoría de objetos están cubiertos por telas texturizadas, es por ello que no es sorpresa que es trabajo de alguien el arreglar los cojines, restaurar las cortinas y cepillar los protectores de las sillas. Para Gabriel Perez en el St. Regis estas habilidades le han tomado años de aprendizaje, estas tareas las ha aprendido en su niñez en la República Dominicana y ha pasado toda su vida perfeccionando su trabajo.