Cancelar el NAIM, riesgo clave para sector aeroportuario, advierte Moody's
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cancelar el NAIM, riesgo clave para sector aeroportuario, advierte Moody's

COMPARTIR

···

Cancelar el NAIM, riesgo clave para sector aeroportuario, advierte Moody's

La agencia calificadora consideró que la suspensión de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México tendría afectaciones crediticias.

Redacción
17/04/2018
Actualización 17/04/2018 - 14:03
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El sólido tráfico aéreo en México impulsará el perfil crediticio de los aeropuertos del país, pero la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es un riesgo clave, señaló este martes Moody’s Investors.

La calificadora internacional de riesgo crediticio advirtió en un comunicado que cancelar el proyecto del NAIM tendría implicaciones negativas para el sector.

Expuso que la apertura de la instalación aeroportuaria generaría un flujo de efectivo adicional para el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México Nafin F/80460 (MEXCAT), que estaría disponible para pago de servicio de la deuda debido a la mayor capacidad y crecimiento esperado del tráfico de pasajeros.

“La cancelación del proyecto, o serios retrasos de su apertura, tendrían implicaciones crediticias negativas, no nada más para MEXCAT sino también para el sector aeroportuario mexicano en general”, refirió.

“El principal desafío de largo plazo para las compañías aeroportuarias son las restricciones de capacidad que pudieran inhibir su crecimiento”, apuntó el analista de Moody’s, Adrián Garza.

Añadió que para “poder atender la fuerte demanda, muchos aeropuertos necesitarán inversiones de capital y contratación de deuda adicional para financiamiento durante los próximos cinco años”.

Moody’s refirió que el tráfico total de México aumentó 60 por ciento entre 2012 y 2017, un promedio de 10 por ciento anual.

Comentó que las compañías aeroportuarias esperan que continúe esta tendencia de la mano con el menor costo de los boletos que provoca la mayor competencia entre aerolíneas.

La creciente demanda local e internacional también impulsa la tendencia de crecimiento de tráfico aéreo ante las mejores perspectivas económicas en México y Estados Unidos, principales contribuyentes de viajeros internacionales, anotó.

La agencia evaluadora mencionó que el desempeño financiero de los aeropuertos también se beneficia con el crecimiento de los ingresos no aeronáuticos.

Los ingresos totales de los aeropuertos privados están creciendo incluso más rápido que el tráfico, a una tasa anual compuesta (CAGR, por sus siglas en inglés) de 21 por ciento en el período 2013-2017, impulsados por ingresos no aeronáuticos tales como concesiones, las cuales aumentaron a una CAGR de 21.2 por ciento en el mismo período, reseñó.

Como resultado, se fortaleció la situación financiera de los aeropuertos mexicanos, reportando indicadores clave más altos que el promedio de la cartera global de aeropuertos administrados por privados calificada por Moody’s.

Destacó que las compañías tienen sólidos antecedentes con la ejecución de programas de capital para aumentar su capacidad y tienen solidez financiera para tomar endeudamiento adicional sin sufrir implicaciones crediticias importantes.

Bajo el marco de concesión, las tarifas aeronáuticas se establecen a manera de recuperar las inversiones más un retorno adicional, lo cual limita el riesgo financiero, apuntó la calificadora internacional.

La cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México generaría un atraso de hasta seis años para la planeación de otro complejo que sea capaz de satisfacer las necesidades que tiene México en materia de conectividad aérea, advirtió Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

“Si se tuviera la cancelación, la alternativa sería buscar otro sitio a no menos de 50 kilómetros de la Ciudad de México, lo cual tomaría cinco o seis años y generaría un destino totalmente incierto de lo que ahora hay plena certeza: un aeropuerto en construcción”, dijo durante su participación en el panel de Conectividad Aérea en México, realizado en el marco del Tianguis Turístico 2018.

El titular de la SCT aseguró que la planeación para la construcción del nuevo aeropuerto se realizó con base en calificaciones técnicas, dejando a un lado las opiniones de servidores públicos o políticos.

Ruiz Esparza comentó que terminar con este proyecto sería evitar que México continúe su crecimiento como un destino internacional para turistas y un atractivo para inversionistas.

“No sólo cuenta el punto de vista aeroportuario, sino también social y de desarrollo económico. Si no se tiene un aeropuerto sustituto, México va a ser severamente castigado porque desde hace varios años Mitre aprobó el lugar para que ahí sea construido el nuevo aeropuerto”, detalló.

“Creo que simple y sencillamente evitar que el proyecto se lleve a cabo sería evitar que México siga creciendo como un país internacional, siga creciendo en su turismo, creciendo en sus negocios y en su comercio de una manera muy importante”, sentenció el funcionario.

Placeholder block

De acuerdo con Giancarlo Mulinelli, vicepresidente de Ventas de Aeroméxico, el actual aeropuerto de la Ciudad de México no cuenta con la capacidad para transportar a los más de 47 millones de pasajeros que registra al año, lo que representa un 50 por ciento más de su capacidad.

Datos proporcionados en el mismo panel aseguran que México tiene alrededor de 20 vuelos directos a diferentes partes del mundo, con un ritmo de crecimiento de casi 9 por ciento en los últimos años, por lo que es uno de los países de América Latina con mayor oportunidad de continuar su incremento en conectividad aérea.

Andrés Manuel López Obrador ha criticado la construcción del NAIM y ha dicho que de llegar a la Presidencia de México cancelará su construcción y promoverá la alternativa de remodelar la base aérea de Santa Lucía.

Llevar a cabo la alternativa de López Obrador, aseguró Ruiz Esparza, es imposible y estudiar la posibilidad de construir otro aeropuerto tendría que ser a no menos de 40 o 50 kilómetros de la capital, además tomaría de cinco a seis años su realización, por lo cual sería una opción incierta.

En tanto, Enrique de la Madrid, titular de la Secretaría de Turismo, aseguró que la mejor opción para construirlo es en Texcoco por la cercanía que se tiene con la ciudad, y pensar en la opción de Santa Lucía, que se encuentra a 35 kilómetros, sería inviable para los usuarios.

“Le vamos a pasar el negocio a los amigos del aeropuerto de Atlanta, al aeropuerto de Houston, al aeropuerto de Dallas” comentó, “es un nuevo nacionalismo pasarle el transporte nacional y que viene a México, se lo vamos a pasar a los aeropuertos de los Estados Unidos. Seguramente están muy contentos allá porque van a crecer muy bien”.

Aceptó que el NAICM tiene riesgos de hundimiento pero que será parejo, y dijo que los comentarios negativos con el proyecto se deben a cuestiones de ignorancia, de uso político y que buscan confundir al mexicano con mala fe.

En tanto, los representantes de aerolíneas nacionales y extranjeras, dijeron que se necesita mayor infraestructura que les permita reducir los costos para ser más competitivos y atractivos para los usuarios.

*Con información de Aldo Gutiérrez y Notimex.