Empresas
caso de estudio

Cambia el negocio
del café por la cerveza artesanal y triunfa

Felipe Medina arrancó con una cadena de cafeterías, pero fracasó. Al deshacerse del inventario, descubrió que la cerveza artesanal era bien recibida por los clientes, por lo que decidió transformar su negocio a la venta y distribución de esta bebida con alcohol. The Beer Company ya tiene 54 ubicaciones a nivel nacional.
Ilse Santa Rita
22 julio 2014 23:9 Última actualización 23 julio 2014 5:0
Cerveza The Beer Company

Felipe Medina optó por la venta de licencias para usar la marca The Beer Company, lo que le ha permitido aumentar el número de sucursales rápidamente. (Braulio Tenorio)

Para el empresario mexicano Felipe Medina, el alcohol ha sido el mejor de sus negocios.

Tras el fracaso de su primer emprendimiento, una cadena de cafeterías, el empresario decidió cambiar las tazas de café por la venta de cerveza artesanal nacional e importada.

Hoy, su concepto The Beer Company, una empresa dedicada a la venta directa y distribución de cervezas artesanales, ya tiene 54 ubicaciones a nivel nacional y algunas de ellas ya alcanzan una facturación de 2 millones de pesos al año.

Todo empezó porque antes tenía unas cafeterías donde comencé a vender cerveza artesanal para experimentar. Finalmente las cafeterías no funcionaron pero me quedé con inventario. Comencé a vender la cerveza que me había quedado y funcionó muy bien

Nacida en 2009, la empresa cuenta con dos modelos de negocio, el primero es el de distribución de cerveza a bares, restaurantes y hoteles (ya tiene una base de 180 clientes a nivel nacional) y el segundo es la venta de licencias para uso de marca, un modelo parecido pero no igual al de una franquicia, explicó el empresario.

“No es una franquicia porque no se cobran regalías. Lo que sí se cobra es el uso de marca”, detalló.

Con el propósito de ser un concepto flexible, que se adapte a diferentes espacios, el empresario ideó tres formatos: The Beer Company Store, que vende producto sólo para llevar; The Beer Company Store & Tasting Room, donde se vende cerveza para llevar con un espacio para degustar; y La Internacional, que son cervecerías donde sólo se vende producto para su consumo inmediato en el lugar.

De acuerdo con Medina, el modelo de licencia le permitió a la empresa crecer más rápido.

"Optamos por este modelo porque así el propietario del bar puede reinvertir las utilidades en hacer crecer el negocio y, con ello, incrementar el volumen de cervezas que nos compra a The Beer Company", señaló.

De las 54 unidades que usan la marca a nivel nacional, sólo dos son operadas por Medina.

En los últimos años, la cerveza artesanal ha cobrado relevancia en el mercado. De acuerdo con datos de la Asociación de Cerveceros de México, la producción de cerveza artesanal en México aumentó 36 por ciento en 2013, con respecto al 2012.

Y aunque la cerveza artesanal todavía no representa ni el 1 por ciento de las ventas totales de cerveza en México, actualmente hay 43 empresas cerveceras dedicadas a producir cerveza artesanal, frente a las 22 que existían en 2011, lo que ha incrementado la oferta.

Además, el consumo de este tipo de productos ha ido al alza, luego de que en 2013 se les permitió el acceso abierto a bares, restaurantes y cantinas del país.

El reto más grande con el que se ha enfrentado para crecer es el otorgamiento de nuevas licencias para vender bebidas alcohólicas, por lo que la mayoría de las veces los interesados deben adquirir un bar y luego convertirlo, reconoció.

En algunos casos, los dueños pagan los derechos de uso de la marca para convertir sus establecimientos ya existentes. Pese a este reto, sus expectativas son positivas. Para el cierre de este año la empresa espera sumar 16 sucursales a las 54 existentes.

“Cuando la persona interesada nos contacta, nos tiene que decir cuál es la plaza que le interesa y nosotros evaluamos las propuestas de local que tenga. Muchas veces ya son bares existentes que se transforman”, comentó.

El único requisito para operar cualquiera de los tres formatos es contar con un establecimiento de al menos 40 metros cuadrados, detalló el empresario. 

LA INSTALACIÓN EN CIFRAS
Año de fundación: 2009
Facturación promedio anual por sucursal: 2 millones de pesos
Número de establecimientos: 54
Meta de unidades en 2014: 70
Costo de la licencia por uso de marca: 35 mil pesos

1
Modelo de negocio

No es una franquicia porque no se cobran regalías. Lo que sí se cobra es el uso de marca

The Beer Company