Empresas

Califican de positivas reglas de vivienda para pequeñas constructoras

10 febrero 2014 4:51 Última actualización 01 julio 2013 16:53

[Cuartoscuro] 


Notimex
 
Analistas calificaron de positivas las Reglas de Operación de la Política de Vivienda, ya que apoya a las constructoras más pequeñas, además de que permitirá al sector contar con un crecimiento ordenado a través de un mayor financiamiento.

Ello, luego de que la semana pasada la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció dos nuevos programas para financiar la adquisición de vivienda, mientras que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) planteó las reglas para el programa de subsidios 2014.

Roberto Solano, analista bursátil y de los sectores de Construcción y Vivienda de Monex Grupo Financiero, refirió que dichas reglas permitirán a las empresas contar con un crecimiento ordenado, así como con diversos vehículos para un mayor financiamiento.

Sin embargo, consideró que dichos estímulos gubernamentales beneficiarían más a las pequeñas y medianas empresas, debido a que actualmente los principales desarrolladores que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se encuentran en una situación financiera complicada.

De hecho, dijo, este año dichas empresas deberán refinanciar su deuda, estabilizar su flujo de efectivo, optimizar su capital de trabajo, disminuir su nivel de apalancamiento y cambiar su modelo y estrategia de negocio.

En opinión de Acciones y Valores Banamex Casa de Bolsa, al tomar en cuenta que las tres mayores constructoras de vivienda del país están en procesos reestructuración de deuda, se cree que el objetivo del gobierno no es atraer las inversiones bursátiles.

El objeto sería, refiere, intentar asegurar que existe suficiente disponibilidad de crédito y estímulos que permitan un crecimiento modesto entre las constructoras más pequeñas y privadas que contrarresten la situación de las grandes constructoras que cotizan en el mercado accionario mexicano.

Considera que el principal objetivo de la administración del presidente Enrique Peña Nieto en cuanto al Plan Nacional de Vivienda es asegurarse de que existe suficiente disponibilidad de crédito y estímulos para las constructoras pequeñas y medianas que contrarresten la contracción de las grandes constructoras.

Para Ramón Ortiz, de Actinver Grupo Financiero, los dos nuevos programas ayudarán a reducir el riesgo de refinanciamiento de la industria de la vivienda en una forma parcial, y no podrán resolver las perspectivas de un menor crecimiento en el sector.

"En nuestra opinión es una medida tomada por el gobierno federal con el objetivo de apoyar, sobre todo, a los constructores regionales, los cuales se vieron afectados también por la escasez de financiamiento por parte de los bancos comerciales", expuso.

El subsecretario de la SHCP, Fernando Aportela Rodríguez, anunció la implementación de dos nuevos programas para soportar la construcción de vivienda nueva en México y proveer de mayor liquidez al sector.

Incluyen una línea de crédito sindicada por cinco mil millones de pesos, garantizada por la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y Nacional Financiera (Nafin), porcentaje que todavía no se especifica, y la emisión de Certificados Bursátiles (Cebures) por hasta 5,000 millones que contará con una garantía de 30% por parte de la SHF.

De acuerdo con el analista, estos dos nuevos programas no serán suficientes para resolver el riesgo de refinanciamiento que prevalece en la industria.

Para dimensionar el alcance de los programas, dijo, se compararon con el nivel de deuda de corto plazo de los principales desarrolladores, que es de 17,200 millones de pesos al cierre del primer trimestre de 2013, el cual es un monto superior a los 10,000 millones de pesos de los programas mencionados.

Además, sostuvo, si consideramos que la distribución de estos fondos es similar a la generación de hipotecas otorgadas por el Infonavit, las desarrolladoras listadas en bolsa podrían acceder a solo 29% de los fondos o aproximadamente 1,300 millones de pesos.

Inclusive, un porcentaje menor si se considera que la mayoría de ellas no estará en la mejor posición para acceder al programa de Cebures debido a su compleja situación financiera, señala.

En su opinión, Ara es la empresa con las mejores condiciones para acceder a cualquiera de estos dos nuevos programas debido a su sólido perfil financiero comparado con Geo, Homex y Urbi.

Tampoco, señala, estos programas ayudarán a reducir el apalancamiento de las compañías, ya que la deuda neta de Urbi al cierre del primer trimestre fue de 5.6 veces, seguido de Homex (4.7 veces) y Geo (3.9 veces); Ara es la empresa que registra el indicador más bajo con una razón de 1.5 veces.

Aunado a estos programas, el pasado viernes, la Sedatu presentó las reglas de operación para la asignación de subsidios a la vivienda 2014, que buscan dar certeza a la inversión, a la contratación de empleos y servicios necesarios para la industria.