Empresas

Buscan profesionalizar emprendimiento social

10 febrero 2014 5:20 Última actualización 02 julio 2013 11:43

[Tomada de la cuenta de Twitter @ashoka_mx]


 
Sergio Meana
 
Dedicarse a recortar la brecha entre la ciudadanía y las instituciones públicas, incluir a las mujeres en el mundo laboral, prevenir la trata de personas o buscar la conservación de especies marinas son algunos ejemplos de negocios que además de ayudar a la sociedad dejan dinero a los emprendedores.

Para alcanzar el impacto que los emprendedores sociales buscan, American Express y Ashoka, empresa dedicada a impulsar emprendimientos sociales, organizó el curso “Boot Camp sobre liderazgo en emprendimiento social en México”, para profesionalizar estos esfuerzos.

Tomando como criterios la innovación, el impacto social, la trayectoria emprendedora y la problemática a la que se enfrentan, la alianza de las dos instituciones seleccionó 15 proyectos de Nuevo León, Oaxaca, Chiapas y el Distrito Federal, de entre 60 recibidos.

Entre los requisitos estaba que el emprendedor debía tener menos de 35 años, lo que no fue problema para Citlalli Salas, de 12 años, cuya empresa Reusa Misión Planeta fue seleccionada por ayudar al medio ambiente a través de la producción y comercialización de productos de tela 100 por ciento mexicanos como pañales y toallas sanitarias.

En conferencia de prensa, Citlalli explicó que además de la ayuda que proporcionan los productos, su empresa ayuda a otros proyectos y comunidades.

“Los jóvenes y niños tienen que poner el ejemplo porque los adultos, como sea, pues ya no lo hicieron, pues lo que yo siempre les digo a los que trabajan con nosotros es que todos podemos innovar y hacer cosas grandes, pero sólo el que se atreve es el que puede lograr un cambio de verdad”, enfatizó Citlalli.

Otro de los emprendedores presentes en el curso fue Jesús Gastelum, a quien se le ocurrió crear GC ingeniería Social para ayudar al bajo porcentaje de asociaciones civiles que tienen trabajos correctos de administración.

Y es que sólo 12% de las organizaciones civiles en México evalúan su trabajo y 8% planean sus acciones de manera anual, de acuerdo con cifras de esta recién creada empresa.

“El problema es que de las 22 mil organizaciones de las sociedad civil tenemos 15 mil que son activas y de las 15 mil sólo 12% evalúa su trabajo, estamos hablando que 13 mil 200 organizaciones no saben si el recurso que recibieron del gobierno tuvo un impacto positivo o si se pudo hacer de forma más responsable”, aseguró Gastelum.

La justificación por parte de las organizaciones civiles para esta falta de evaluación y planeación es la falta de recursos, por lo que su propuesta es crear un fideicomiso para poder generar los fondos, de modo que una parte sería financiada para las organizaciones y la otra parte sería fondo perdido con el objetivo de crear información.

Ganan las comunidades y los emprendedores

De los emprendedores de Ashoka:
 57% han contribuido a cambiar la política nacional dentro de los 5 años posteriores a su elección.54% han logrado un impacto nacional a los grupos marginados de la sociedad dentro de los 5 años posteriores a su elección.54% ven la empatía como un foco importante de su labor.61% reciben ingresos a través de un elemento con fines de lucro dentro de su organización, proporcionando en promedio 41% de su presupuesto.28% tienen proyectos en conjunto con una empresa privada.