Empresas

Buscan conservar vías férreas, pese a desuso

Cuando entre en vigor la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario verificará el inventario de las vías cortas o ramales en desuso para que se reintegren a la nación, por lo que las compañías ferroviarias adelantarán sus planes para el uso de estas y evitar perderlas.
Claudia Alcántara
17 diciembre 2014 22:55 Última actualización 18 diciembre 2014 4:55
José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles.

José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles. (Archivo El Financiero)

Compañías ferroviarias adelantarán sus planes a mediano y largo plazo para el uso de vías cortas que tenían en desuso, para evitar que el gobierno federal, con base en la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario, se las quite.

José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), indicó que aún no saben cuál es el volumen de vías cortas en desuso para poder dimensionar el impacto de la medida, sin embargo, anticipó que las concesionarias buscarán reactivarlas o acelerarán planes para hacerlo.

“Lo que vamos a hacer algunas de las empresas es acelerar esa utilización o por lo menos incluirlas en nuestra red”, dijo Zozaya.

Una vez que la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario se encuentre en funciones, solicitará a los concesionarios la entrega de un inventario de las vías cortas o ramales en desuso, según la Ley.

La Agencia verificará el inventario y procederá a establecer un mecanismo para que, de ser aplicable, se reintegren a la nación.

“Corresponde a la Agencia valorar el uso de vías cortas o ramales que no sean explotadas o se encuentren en desuso por los concesionarios y, en su caso, determinar su retorno al Estado para ser concesionadas”, señala la Ley aprobada esta semana en el Artículo 6 Bis.

Un ejemplo de una vía en desuso es la salida de Ferrovalle con dirección a Naucalpan, dijo Zozaya.

Cuando se les otorgaron las concesiones, las empresas pagaron por todas las vías, por lo que analizan la manera de solicitar de regreso la contraprestación.

Miguel Toro, investigador en materia ferroviaria del Centro de Investigación para el Desarrollo, señaló que las vías cortas que están en desuso son una porción mínima en comparación con las rutas que utilizan las concesionarias.

“Si esa ruta tuviera demanda, sin lugar a dudas la estarían usando”, destacó Toro.

Al no ser rentables, el gobierno le haría un favor a las empresas al quitárselas, pues reducirían costos de mantenimiento, aseguró.