Empresas

Buen Fin, la prueba de fuego para supermercados

10 febrero 2014 4:28 Última actualización 15 octubre 2013 5:2

[Expertos aseguran que esta edición 2013 del Buen Fin tendrá el desempeño más flojo en ventas. / Cuartoscuro] 


 


Miguel Ángel Pallares
 
 
 
La campaña de descuentos y promociones El Buen Fin enfrentará en noviembre de 2013 el desempeño más bajo desde su nacimiento, en 2011, como consecuencia de la fuerte debilidad del consumo, la escasa generación de empleos y una base de comparación difícil, anticiparon especialistas.
 

El lento crecimiento económico de los primeros nueve meses del año se ha reflejado en los indicadores de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), que hasta septiembre reportó un crecimiento de 5 por ciento en las ventas a tiendas totales y una variación de 0.0 por ciento en ventas a tiendas comparables, cuando la expectativa de inicio de año eran de incrementos de 11.5 y 5 por ciento, respectivamente.
 

En la primera edición de El Buen Fin, de 2011, los socios de la ANTAD reportaron aumentos de 22.4 por ciento sus ventas totales y 14.6 por ciento a unidades iguales (aquellas con más de un año en operación), mientras que en noviembre del 2012 el repunte fue de 12.5 y 7.1 por ciento, en el mismo orden.
 

Para la campaña de 2013, a realizarse del 15 al 18 de noviembre, los analistas prevén avances de alrededor de 8 y 4 por ciento, respectivamente.
 

“El entorno es muy complicado y podríamos estar viendo un crecimiento de un dígito bajo en ventas a tiendas comparables, apoyado por agresivas estrategias de las cadenas de autoservicio para desplazar el inventario acumulado”, consideró Marisol Huerta, analista Banorte-Ixe.
 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó una caída de 0.2 por ciento en las ventas de los establecimientos minoristas en los primeros siete meses de 2013. Ante este escenario, los especialistas proyectan que los autoservicios realizarán campañas más agresivas para atraer consumidores y tratar de finalizar con un cuarto trimestre decoroso.
 

Para Mariana Ramírez-Degollado, analista de De La Riva Group, el crédito también será un reto, pues sólo 33 por ciento de las personas de clases bajas tiene una tarjeta de crédito, lo cual dificulta el acceso a promociones, mientras que la clase media lo utiliza cuando hay precios atractivos y acordes con sus posibilidades.
 
 
 
Afinan estrategias
 
 
Pese a los pronósticos adversos cadenas como Walmart, Soriana y Chedraui trabajan en los preparativos para desarrollar estrategias de ventas, aunque reconocen que enfrentarán un entorno difícil.
 

Juan Elizalde, analista de Ve por Más y Gerardo Copca de MetAnálisis, indicaron que las posibles estrategias de las compañías para atraer clientes serán plazos de meses sin intereses, incentivos en monederos electrónicos, sistemas de apartados y ofertas más agresivas.
 

“El entorno de consumo hoy es más débil que el año pasado y en las ediciones pasadas nos fue bien, sobre todo en el primera y el año pasado fue un avance más moderado, pero en general nos ha ido bien”, dijo Jesús Velázquez, gerente de relación con inversionistas de Grupo Comercil Chedraui.
 

Rodrigo Benet, director de Planeación Estratégica y Asuntos Corporativos de Soriana, indicó que la primera mitad del año no fue fácil, pero dijo estar optimista, “aunque sin echar las campanas al vuelo, más bien siendo reservados para el cierre del año con El Buen Fin y la Navidad”.
 

Antonio Ocaranza, director de comunicación de Walmart de México, estimó que en el Buen Fin de este año las categorías con mayor demanda serán las de tecnología, donde las tablets son de las principales apuestas, además de equipos de audio, pantallas, computadoras y accesorios, videojuegos o juguetes de alto valor y línea blanca, entre otras.