Empresas

Branson no ha hecho ‘sudar’ ni una gota a Slim

Richard Branson se propuso llegar a un millón de líneas celulares en un año con Virgin Mobile, y desafió a Carlos Slim al asegurar que México iba a ser territorio Virgin, pero en dos años apenas suma 646 mil.
Itzel Castañares
15 junio 2016 21:41 Última actualización 16 junio 2016 9:19
Richard Branson no hace sudar a Slim

Richard Branson no hace sudar a Slim. (Bloomberg)

En el otoño de 2014, Richard Branson, propietario de Virgin Mobile, desafío a Carlos Slim, al asegurar que México iba a ser territorio Virgin. “Podemos hacer sudar un poco a Carlos Slim por su dinero”, amenazó en octubre de ese año el empresario inglés en su visita a México, un mercado en el que se veía compitiendo al tú por tú con Telcel, que concentra el 68 por ciento de los suscriptores de celulares.

Desde luego que su modelo, autorizado en la reforma de telecomunicaciones, era el de Operador Móvil Virtual (OMV), con el buscaba abrirse paso en un tercer mercado dentro de América Latina, después de Chile y Colombia.

En junio de 2014, la compañía arrancó su negocio en México con la expectativa de tener un millón de clientes en el primer año de operaciones y alcanzar un 3 por ciento del mercado en un lustro. Sin embargo, a dos años de su arranque los resultados de la empresa de Branson son pobres y no ha provocado que el empresario de origen libanés derrame una sola gota de sudor.

Al cierre de 2015 Virgin Mobile (que en el presente año sí espera cerrar con un millón de clientes) registró una penetración de 0.6 por ciento dentro del 0.8 por ciento que tienen los OMV en México, al sumar apenas 646 mil 200 suscriptores de un total de 107 millones 700 de telefonía móvil reportados en el último Informe Trimestral Estadístico del IFT. Para Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit (CIU), aunque los OMVs no han tenido el éxito proyectado en sus inicios, sí tienen posibilidad de ser viables en México, a pesar de que es incierto el nivel de participación que puedan alcanzar.

“Los OMV tienen aún oportunidad de crecer, pero no lo han logrado porque sus modelos de negocio han tratado de ser importados y no han considerado las características del consumidor mexicano”, explicó Piedras.

En tanto que Mónica Aspe, subsecretaria de Comunicaciones de la SCT, aseguró que la Red Compartida, que se licitará en septiembre de este año, permitirá bajar la barrera de entrada a los OMV, además de que les permitirá comprar infraestructura y servicios de forma desagregada.

Por su parte, José Otero, director para América Latina y el Caribe de 5G Américas, opinó que aunque la red sí dará mayor impulso a estos operadores, su éxito no dependerá de ello.

“El problema o la dificultad de los OMV para ser exitosos no depende que haya alguien dispuesto a albergarlo en su red. La verdadera dificultad es encontrar quiénes están interesados en entrar en el mercado con un modelo de negocio sustentable y que además, tenga el capital necesario para financiar la operación dentro de los primeros años, en lo que comienzan a ser rentables”, consideró.

En países más desarrollados como Reino Unido, la participación de mercado de estos operadores llega a ser de alrededor de 12 por ciento y en otros como Holanda o Bélgica alcanza el 20 por ciento, aunque esta cifra contempla las segundas marcas de operadores centrales, de acuerdo con un análisis de la consultoría de telecomunicaciones Ovum.

En Latinoamérica existen sólo tres países que destacan en este mercado: Colombia donde los OMV detentan el 6 por ciento de los suscriptores de teléfonos móviles, Chile con el 2 por ciento y México con menos del 1 por ciento del total, en una región en la que aún no se observan jugadores que lleguen a destacar en este negocio.

Según el último Informe Trimestral Estadístico del IFT, al cuarto trimestre de 2015 Telcel de América Móvil lideraba el mercado de telefonía celular con un 68 por ciento, seguido de Telefónica con 23 por ciento. Por su parte, el operador estadounidense AT&T alcanzó una cuota de 8.1 por ciento.

Por su parte, los OMV (incluido Virgin Mobile) registraron una penetración de apenas 0.8 por ciento.

LOS QUE FALTAN

Aunque cadenas de tiendas de retail como Coppel, Elektra, Wal-Mart, Chedraui y Soriana anunciaron con ‘bombo y platillo’ su incursión en el negocio de las telecomunicaciones como OMVs, algunas desde 2014, ninguna ha materializado ese negocio.

Los expertos señalan que los OMV tienen que enfocarse en nuevos nichos que les signifiquen oportunidad de crecimiento. Por ejemplo, en Brasil hay operadores de este tipo que no van dirigidos al usuario final sino que fungen como habilitadores de tecnología. O como Vodafone, cuyo único interés en ese mercado es ofrecer servicios a sus clientes globales, no les interesa captar más clientes nuevos y bajo ese modelo acotado, se tornan muy rentables.

Los operadores móviles virtuales, al ser un mercado de nicho, generan una mayor competencia y dinamismo en el mercado.

Además, tienen la capacidad de desarrollar alianzas e incorporar tecnología a la estrategia del negocio, dos de los aspectos claves de éxito de una empresa en la nueva economía digital, señaló Sonia Agnese, analista senior de la consultoría de telecomunicaciones Ovum.

En su análisis, destacó que un promedio de 100 mil clientes para un OMV, aunque parezcan mínimos ante un ‘carrier’, equivaldrían a ganancias por 10 millones de dólares al año, lo que lo convierte en un negocio atractivo.

Da clic en la imagen para agrandarla

actualmente son 5 las firmas