Empresas

Bosch construirá planta de chips de 1,100 mdd para autos autónomos 

La empresa alemana realizará la inversión más grande de la historia para la construcción de esta planta, la cual producirá chips necesarios para vehículos autónomos, casas inteligentes e infraestructura urbana conectada a internet en 2021. 
Elisabeth Behrmann | Bloomberg
19 junio 2017 8:1 Última actualización 19 junio 2017 8:16
Bosch

Bosch (Bloomberg)

El proveedor de autopartes Robert Bosch construirá una planta de semiconductores por mil millones de euros (mil 100 millones de dólares), la inversión más grande de su historia, en tanto el fabricante de frenos y motores se prepara para un aumento vertiginoso de la demanda de componentes utilizados en vehículos que se manejan solos.

La fábrica en Dresde, Alemania, comenzará a producir chips necesarios para vehículos autónomos, casas inteligentes e infraestructura urbana conectada a internet en 2021, afirmó este lunes en un comunicado el proveedor de autopartes más grande del mundo.

La fábrica empleará hasta 700 trabajadores cuando su construcción esté terminada en 2019.

“Expandir nuestra capacidad de producción nos ayudará a reforzar nuestra posición competitiva”, dijo el máximo ejecutivo de la empresa, Volkmar Denner, en el comunicado, y observó que los semiconductores se usan cada vez más a medida que “crecen la conectividad y la automatización”.

Bosch, conocida como fabricante de autopartes tradicionales como sistemas de freno y motores de combustión, también desarrolla software desde hace tiempo y está invirtiendo cada vez más en tecnologías más nuevas a medida que cambia la forma de conducción de los automóviles.

La compañía con sede en Stuttgart, Alemania, fabrica chips para toda una serie de productos, como smartphones, hace más de cuatro décadas.

El año pasado, cada auto vendido en el mundo contenía en promedio nueve chips fabricados por Bosch, sostuvo la empresa.

Aunque Bosch se concentrará en la tecnología y los proyectos que prometen mejorar la conectividad y limpiar los centros urbanos, la empresa de 130 años de antigüedad se ha visto presionada por el supuesto papel que jugó en ayudar a los fabricantes de coches a evadir las normas de emisiones para modelos diésel, un escándalo que sacudió la industria automotriz.

El mes pasado, Bosch fue vinculada a acusaciones de manipulación de emisiones hechas contra una cuarta automotriz, cuando se la nombró codemandada junto a General Motors en una demanda en la cual los dueños de pickups diésel acusaron a la automotriz de utilizar software ilegal.

Los chips fabricados en Dresde se incorporarán a diversos productos de Bosch, entre ellos sensores de airbags, volantes autónomos, tensiómetros y tecnologías de comunicación, dijo un portavoz.

1
 

 

Bosch
: