Empresas

Bosch apuesta al desarrollo de tecnología automotriz

12 febrero 2014 4:28 Última actualización 21 junio 2013 18:16

 [Reuters] 


Notimex

Boxberg .- La empresa alemana Bosch estimó un crecimiento de sus inversiones mundiales en la división de tecnología automotriz del 3 a 5% para este año 2013, luego de que en 2012 facturó alrededor de 31,000  millones de euros.

El crecimiento en la inversión responde al auge de la industria automotriz a nivel mundial que se estima tendrá en circulación 110 millones de unidades para el año 2020, a la que Bosch considera hoy por hoy uno de los sectores económicos con mayor desarrollo mundial, tanto a nivel técnico como económico.

Como ejemplo, la facturación de la compañía tan sólo en China e India, en donde la producción mundial de automóviles subió de 8 a 28%, creció de 900 a 7,400 millones de euros en los últimos 10 años y la instalación de productos de alta tecnología en los automotores crece a tasas aproximadamente de 50 puntos porcentuales.

Aún con la crisis europea, la empresa calcula que la división automotriz continuará su crecimiento en materia de innovación tecnológica, por lo que después de un año moderado como lo fue 2012, el área de negocio es reimpulsada con una red de 50 emplazamientos de desarrollo y 95 plantas de fabricación en todo el mundo.

En este marco, la división automotriz de Bosch presentó una serie de innovaciones tecnológicas para motores de diesel y gasolina, los cuales dijo que continuarán siendo la energía impulsora de los vehículos automotores por lo menos en la siguiente década para que posteriormente y de forma progresiva aumente el porcentaje de propulsores alternativos.

"Nuestras previsiones indican que hasta el año 2020 esperamos alcanzar en todo el mundo 110 millones de vehículos, de los cuales 12 millones dependerán de un propulsor eléctrico", expresó la empresa.

En este marco de crecimiento de tecnologías alternativas, la empresa esta lista para participar por lo que hoy en día se centra en lograr baterìas de iones de litio que permitan el doble de autonomía, reduciendo a la mitad los costos por kilovatio hora, a fin de hacer frente a cualquier posible escenario de exigencias amigables con el medio ambiente, indicó.