Empresas

Boeing espera que 787 despegue con batería mejorada

12 febrero 2014 5:19 Última actualización 15 marzo 2013 11:47

[Bloomberg] Los investigadores podrían no descubrir nunca la causa fundamental de las fallas. 


 
Reuters
 
Tokio.- Boeing dijo que sus aviones 787 Dreamliner podrían volver a volar en pocas semanas con un sistema de baterías mejorado para eliminar el riesgo de incendio y se mostró confiado de que la autoridad de aviación de Estados Unidos aprobará pronto las modificaciones.
 
Reguladores ordenaron que los 50 Dreamliners en servicio permanecieran en tierra desde enero, después de un incendio de la batería a bordo de un 787 de Japan Airlines Co Ltd en el Aeropuerto Logan de Boston y de un segundo incidente con la batería en un vuelo de All Nippon Airways Co Ltd en Japón.
 
Boeing, que tiene la aprobación de la Administración Federal de Aviación (FAA, por su sigla en inglés) para probar el sistema de batería y obtener su certificación, dijo el viernes que protegerá el rediseñado equipo energético con una caja de acero envasada con aislante, materiales resistentes al calor y orificios de drenaje para quitar la humedad y ventilar cualquier tipo de gas de sobrecalentamiento.
 
"Si miramos el proceso normal y el modo en que trabajamos con la FAA, y apuntamos a las pruebas que están delante nuestro, es razonable esperar que podamos estar de vuelta en el aire en semanas, no meses", declaró Mike Sinnett, ingeniero jefe de proyectos para el programa del 787 a periodistas en Tokio.
 
Pero la Oficina de Aviación Civil (CAB, por sus siglas en inglés) -contraparte de la FAA en Japón- desestimó la predicción de Sinnett al señalar que es demasiado pronto para decir cuándo reanudarán sus operaciones los 787.
 
Las investigaciones de reguladores de transporte en Japón y Estados Unidos aún siguen en curso.
 
Los investigadores podrían no descubrir nunca la causa fundamental de las fallas, indicó Sinnett.
 
"Debido a que no hallamos una causa inicial, nosotros vimos todo lo que podría impactar a una batería y preparamos un amplio paquete de soluciones", dijo Sinnett.
 
El equipo energético reforzado puede resistir 80 posibles malos funcionamientos que cubren todos los potenciales escenarios de fallas que los ingenieros de Boeing pudieron imaginar, remarcó Sinnett.
 
Boeing ahora se encuentra en alrededor de un tercio del proceso de certificación de la nueva batería, informó Sinnett.
 
El productor de aviones también mejorará el control de calidad para los productores de componentes de batería, la japonesa GS Yuasa Corp y la francesa Thales SA . También instalaría un nuevo cargador que mantendría un nivel de voltaje más ajustado para prevenir el posible sobrecalentamiento.
 
"Yo tendría a mi familia, mi esposa y mis hijos, con gusto viajando en este avión", expresó Sinnett.
 
Shigeru Takano, director de seguridad de transporte aéreo en la CAB, que evaluará la solución propuesta por Boeing, dijo que los comentarios de Sinnett sobre la investigación sobre la batería eran "inapropiados".
 
Los investigadores todavía seguían analizando detenidamente datos de los equipos de energía de JAL y ANA, indicó Takano.
 
"En este momento no estamos en posición de decir cuándo van a reiniciarse los vuelos", aseguró.
 
Una fuente del Ministerio de Transporte que no quiso ser identificada porque no tenía autorizado el contacto con medios, dijo más tarde a que era posible que los 787 volaran de nuevo en "varias semanas".
 
Pero la fuente advirtió que los reguladores se tomarán todo el tiempo que consideren necesario para evaluar las soluciones propuestas.
 
Boeing todavía afronta un riguroso régimen de evaluación para su nueva batería y audiencias públicas en Estados Unidos en abril, con motivo de la seguridad de sus baterías de iones de litio.
 
Una vez que los reguladores habiliten al 787 de Boeing para volar con una batería modificada, el trabajo para instalar los nuevos equipos energéticos y una ventilación especial tardarán alrededor de una semana por avión, estimó el vicepresidente de Boeing a cargo de los servicios de los 787, Mike Fleming.
 
Analistas han estimado el costo de la suspensión de vuelos en cerca de 50 millones de dólares por semana, sumando unos 400 millones de dólares en las últimas 8 semanas.
 
Las acciones en JAL y ANA han subido 20 y 16%, respectivamente, en la bolsa de Tokio desde el 7 de enero, el día del incendio ocurrido con la batería de JAL en Boston.
 
Los inversionistas esperan un impacto pequeño en las operaciones de las aerolíneas, ya que estas usan otros aviones para limitar las cancelaciones de vuelos. Además, Boeing podría compensarlas por las pérdidas.
 
Todas las notas EMPRESAS
Así fue como cambiaron las cajas de cartón por maletas
¿Tienes Infinitum y se te 'cayó' el internet? No fuiste el único
¡Mañana papas a la francesa para todos! UberEATS paga
IMSS adjudicó de forma directa 2 hospitales a firma del Paso Exprés
Iberdrola participará en subasta para comprar energía en México
Tamaulipas lanza convocatoria para dos terminales de fluidos
Teléfonica y AT&T, las más afectadas sin Tarifa Cero
Santander, Banorte y Banamex, las 'ganonas' de subasta de deuda en Durango
Slim reporta participación en una petrolera de EU
Gas Natural Fenosa invertirá 800 mdp para suministrar combustible en Campeche
OHL sube tarifas del Viaducto Bicentenario y el Circuito Exterior Mexiquense
Soriana utilizará energía eólica en Tamaulipas
TV de paga crece en Iberoamérica pero se contrae en EU
Grupo Posadas busca abrir hoteles en Cuba y República Dominicana
Spotify quiere llegar a Wall Street, pero mediante un 'atajo'
Johnson & Johnson deberá pagar 417 mdd por caso de talcos
Mc Donald's cierra 40% de sus tiendas en India
Oaktree y Trinity invertirán en hoteles en México, EU y Japón
Sempra Energy comprará a Oncor por 9,450 mdd
Firma china quiere comprar Jeep a Fiat
Imagination Films inaugura estudio de animación en Querétaro
Francesa Total comprará a la danesa Maersk Oil por 7,450 mdd
Cervecería de Colima triplicará producción
Levantan megadesarrollo en Nuevo Polanco con 8 mil 715 mdp
Firma de Vázquez Raña gana licitación millonaria