Empresas

Boeing da revés a UE en disputa por presuntos beneficios fiscales

La Organización Mundial del Comercio rechazó las acusaciones de la Unión Europea sobre los 8 mil 700 millones de dólares que dio Estados Unidos para la construcción del modelo 777X. 
Julie Johnsson y Benjamin D. Katz|Bloomberg
04 septiembre 2017 11:11 Última actualización 04 septiembre 2017 11:11
Boeing 777x (shutterstock)

Boeing 777x (shutterstock)

Estados Unidos ganó una batalla en la Organización Mundial del Comercio (OMC) como parte de una disputa de largo plazo sobre los subsidios para los aviones fabricados por Boeing y Airbus.

El organismo de apelaciones de la OMC rechazó este lunes la conclusión de que los 8 mil 700 millones de dólares en incentivos fiscales otorgados por el estado de Washington a Boeing para el desarrollo del avión 777X constituían la transgresión más grave de las restricciones a los subsidios.

El organismo de apelación no hace una recomendación sobre la disputa, señaló en un comunicado.

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han pasado más de una década enfrentados por los esfuerzos gubernamentales para ayudar a Boeing, con sede en Chicago, y Airbus, con sede en Toulouse, Francia, a pagar miles de millones de dólares en costos asociados a la creación de aviones comerciales.

La decisión de este lunes de la OMC pone fin a la disputa sobre la ayuda proporcionada a Boeing por el estado para asegurar que el fabricante de aviones manufacture el 777X y su ala de fibra de carbono en Washington, aunque todavía hay otros dos casos pendientes.

El panel de apelaciones de tres jueces anuló una decisión anterior de la OMC que apuntaba a que una reducción del 40 por ciento en una recaudación estatal sobre los ingresos brutos del 777X fue una subvención prohibida que habría requerido que el estado de Washington compensara los 8 mil 700 millones de dólares en un plazo de 90 días.

Aunque el alivio fiscal estimuló a Boeing a construir el nuevo avión en su fábrica de Everett, Washington, la ayuda no motivó que el fabricante prefiriera piezas nacionales sobre las importadas.

La OMC también rechazó la afirmación de Europa de que seis otros elementos del paquete de incentivos del estado eran ilegales. La UE no tiene más apelaciones disponibles en este caso.

"Este fue un triunfo amplio y limpio para Estados Unidos", dijo el abogado general de Boeing, J. Michael Luttig, en un comunicado separado. "La última de las falsas afirmaciones que Airbus y sus patrocinadores gubernamentales han hecho ha sido ahora rechazada por la OMC".

El fallo no impide que las subvenciones al 777X se utilicen en un caso separado y más amplio presentado por Airbus contra Boeing en respuesta a la solicitud inicial del fabricante estadounidense contra su rival en 2004. Ese caso aún está en su fase de cumplimiento.

Se espera que el organismo de apelaciones de la OMC decida a finales de este año sobre una conclusión de 2016 de que la UE no adoptó medidas sobre algunos de los incentivos a Airbus considerados ilegales en 2011 y que el bloque agravó la situación con préstamos a tasas inferiores a las del mercado para el nuevo avión A350.

Se permitiría a Estados Unidos aplicar sanciones de represalia si se confirma la decisión. La UE ha apelado y cuestiona los reclamos de Estados Unidos de 22 mil millones de dólares en daños y perjuicios.