Empresas

Bodas 'enamoran'
a hoteles con más de
18 mil eventos al año

Hoteles ven en las bodas un buen negocio, pues algunos de ellos tienen cada año más de 600 celebraciones de este tipo y generan una derrama económica de hasta, por ejemplo, 5 mil 359 millones de pesos para La Rivera Maya y Cancún, Quintana Roo. 
Claudia Alcántara
07 agosto 2014 22:47 Última actualización 08 agosto 2014 5:0
Boda playa

Las parejas son atraídas por los escenarios naturales o arquitectónicos de los destinos. (Tomada de Beachweddingshere.wordpress.com)

Con una derrama conjunta de 5 mil 359 millones de pesos y un promedio de 3 mil y 15 mil celebraciones al año, respectivamente, la Riviera Maya y Cancún, en Quintana Roo, se posicionan como las sedes en donde se realiza el mayor volumen de bodas de destino en México.

Tan sólo en Riviera Maya, de los 378 hoteles que operan, 30 están especializados en los casamientos, los cuales se concentran en cinco cadenas: Hoteles Dorado, Palace Resort, Gran Velas, Secrets y Paradisus.

Gonzalo del Peón, presidente del grupo AM Resorts, aseguró que las bodas de destino han tenido un crecimiento exponencial en México y se han convertido en un segmento defensivo ante crisis económicas y temporadas de baja ocupación.

Tan sólo en sus hoteles de Riviera Maya, Puerto Vallarta y Los Cabos (bajo las marcas Secrets, Dreams y Zoëtry) las bodas representan entre el 10 y el 15 por ciento de sus ingresos anuales, por lo que han adoptado al turismo de romance, incluidas primeras y segundas lunas de miel, como parte de su especialización.

“Hay varios hoteles donde tenemos más de una boda diaria y tenemos un hotel que tiene el récord de celebrar hasta 600 bodas en un año, casi llegamos a 2 por día”, afirmó del Peón.

Jordi Solé, director general de Iberostar en México, estimó que en su caso, el segmento de bodas ha crecido en los últimos años a un promedio de 10 por ciento interanual. En sus hoteles de Riviera Maya y Cancún realizan alrededor de 500 bodas.

“Es un segmento interesante porque tiene derrama económica mayor al turismo habitual”, consideró.

El 4 por ciento de los ingresos de la cadena los aportan congresos y convenciones y el 6 por ciento, las bodas. Sus principales clientes provienen de Estados Unidos, con el 70 por ciento; México, 15 por ciento; Canadá, 10 por ciento; Europa, 3 por ciento y Sudamérica, con 2 por ciento.

Según el estudio “Turismo de Romance” de la Sectur, el 54 por ciento de las bodas atrae de 20 a 50 personas en promedio; el 29 por ciento, hasta 19 invitados y el 7 por ciento lleva más de 100 turistas, el resto, entre 51 y 99.

Del Peón aseguró que en hoteles de lujo con todo incluido el banquete de bodas resulta más económico, ya que los invitados que se hospedan en el hotel pagan parte de ese costo y los novios asumen una diferencia por los servicios de organización y decoración.

Mientras que una boda de 200 personas (paquete básico) en el Four Seasons de la Ciudad de México puede costar 400 mil pesos, una en los hoteles Secrets de Cancún o Riviera Maya, para igual número de invitados saldría en 133 mil pesos (paquete básico), estimó el directivo de AM Resorts.

Además de las bodas exóticas a la orilla del Mar Caribe, también hay lugares coloniales más tradicionales, como San Miguel de Allende y Oaxaca. María José Garrido, directora de Fomento Económico y Turístico de San Miguel de Allende, Guanajuato, señaló que han logrado posicionarse como el destino colonial número uno en bodas.

En 2013, en esa ciudad se realizaron 416 bodas lo cual representó un crecimiento de 15 por ciento, respecto a 2012 y una derrama económica aproximada de 460 millones de pesos.

Los lugares que se encuentran en el Caribe Mexicano son los preferidos para realizar uniones matrimoniales dentro del país.