Empresas

BMW, demasiado caro para Querétaro

Autoridades estatales señalan que las negociaciones con la armadora se cancelaron hace un año debido a que era un proyecto “muy caro” que le costaría a la entidad  300 millones de dólares.
Francisco Flores Hernández
17 marzo 2014 21:15 Última actualización 17 marzo 2014 21:16
BMW.

BMW.

QUERÉTARO.- Las negociaciones de Querétaro y la empresa automotriz BMW, que estudia posibilidades en el país para instalar una armadora de vehículos, se cancelaron hace un año debido a que era un proyecto “muy caro” que le costaría al estado 300 millones de dólares.

El director de Fomento Industrial de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Hugo Mandujano Martínez, detalló que entre las exigencias de BMW a Querétaro estaba la donación de 350 hectáreas de tierra para construir su planta.

No podemos pagar o invertir para una industria que va generar de mil 500 a dos mil 500 empleos y que cueste 300 millones de dólares.

“Dejamos de tratar con la gente de BMW porque las peticiones que tienen salen de balance de lo que nosotros podemos ofrecer como estado”, dijo.

Cada proyecto de inversión, comentó, es diferente, pero ése es un estándar que han seguido las armadoras en México: que el gobierno participe con tierra y con toda la infraestructura que necesitan alrededor, como son vialidades.

El funcionario de la Sedesu expuso que las empresas justifican sus exigencias en el hecho de que donde instalen una armadora arribarán todos sus proveedores, lo que significará una importante generación de empleos.

Pero, explicó, esto no funciona para Querétaro, donde operan más de 300 empresas de autopartes, que contribuyen con el 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), “aquí están todos los componentes para fabricar un automóvil”.

Lo que enriquece un proyecto de este tipo, dijo Hugo Mandujano, es la proveeduría “y nosotros ya tenemos más de 45 mil empleos en esta industria, el estado no tiene que abrir breña, somos líderes en el sector automotriz-autopartes en el país”.

“Ese tipo de requerimientos está bien que se lo hagan a otros estados que no tienen empresas autoparteras, ya que la instalación de BMW les traerá captación de inversión en la materia. Nosotros como autoridades, pretendemos mantener la industria automotriz, pero no a costa de hacer inversiones para una sola empresa”.

En el estado se tienen en cartera alrededor de diez proyectos de expansión en el sector automotriz para este año, y eso, comentó, “quiere decir que nos está yendo bien”.

Pero además, “si BMW decide instalarse en Guanajuato, Hidalgo, San Luis Potosí o Puebla, de cualquier forma en Querétaro se tendrá un beneficio para nuestras empresas proveedoras, que seguirán creciendo”, puntualizó.