Empresas

Blackberry apunta a la venta de software

Ante el desplome de la venta de sus teléfonos inteligentes, Blackberry, liderada desde noviembre por John Chen, busca reemplazar el ingreso de los aparatos con la venta de software.
Bloomberg
11 abril 2014 20:28 Última actualización 12 abril 2014 5:30
Etiquetas
[BlackBerry está evaluando opciones que podrían incluir una venta total/Bloomberg]  

[BlackBerry está evaluando opciones que podrían incluir una venta total/Bloomberg]

John Chen, de BlackBerry Ltd., se da dos años de plazo para reorganizar la compañía fabricante de teléfonos inteligentes y compensar la declinante demanda de aparatos con ventas de software que conecte computadoras con todo tipo de máquinas, desde autos hasta monitores cardiacos.

Chen, quien en noviembre entró en funciones como máximo responsable ejecutivo, apuesta por sus clientes empresariales en lugar de en los teléfonos inteligentes que hicieron famosa a la compañía.

En el peor de los casos y no logre su objetivo de generar un flujo de efectivo para este año fiscal, el directivo señaló que tendrá entre seis y ocho trimestres para reemplazar la menguante venta de hardware por ingresos de software de mayor margen.

“No planeo deshacerme de los teléfonos. Lo que planeo es no depender de ellos”, explicó en una entrevista en la sede de Bloomberg en Nueva York. “Todo lo que tengo que hacer es reemplazar el ingreso de los teléfonos para que esta compañía sea muy diferente”.

Chen protagoniza una carrera contra el tiempo en momentos en que las ventas de aparatos siguen cayendo: 77 por ciento tan sólo en el último trimestre respecto de igual período del año pasado.

Su plan de crear nuevos flujos de ingresos a partir de su software QNX y de los servicios de mensajes instantáneos BBM cuenta con la confianza de los inversores, que han impulsado las acciones 23 por ciento desde que asumió como máximo responsable luego de un proceso de venta frustrado.

COMPRA DE QNX

BlackBerry compró QNX en 2010 por 200 millones de dólares a Harman International Industries Ltd. y se dispuso a crear un nuevo sistema operativo para teléfonos inteligentes, el BlackBerry 10, que ya se usa en autos y en ámbitos industriales como minas de carbón y hospitales. Ahora Chen quiere imponerlo en todas partes donde se necesite que las máquinas se comuniquen con otras máquinas.

“Esa es la tendencia en la industria”, dijo. “Todo pasa por la interacción entre aparatos. Por eso es tan importante ser agnóstico”.

El ejecutivo consideró que mediante el recurso de reemplazar los márgenes de un solo dígito de los teléfonos por márgenes de software, que habitualmente son de entre 70 y 90 por ciento, BlackBerry puede ser rentable con el mismo nivel de ingresos.