Empresas

Barbie sigue a la baja
y afecta resultados
de Mattel

La baja demanda de muñecas Barbie y de juguetes Fisher Price llevó a Mattel a reportar su tercera caída trimestral consecutiva en ventas durante el segundo trimestre; en América del Norte, que representa la mitad de sus ingresos, las ventas cayeron 8%.
Reuters
17 julio 2014 9:43 Última actualización 17 julio 2014 9:45
Como parte de la campaña habrá una muñeca Sports Illustrated Barbie de colección. (Reuters)

Como parte de la campaña habrá una muñeca Sports Illustrated Barbie de colección. (Reuters)

Mattel Inc, el mayor fabricante de juguetes del mundo, reportó su tercera caída trimestral consecutiva en las ventas debido a una disminución de la demanda de las muñecas Barbie y de los juguetes para preescolares Fisher-Price.

La compañía dijo que sus ventas en América del Norte, que representa la mitad de sus ingresos totales, cayeron un 8 por ciento en el segundo trimestre.

Las ventas mundiales de las muñecas Barbie cayeron 15 por ciento en el trimestre finalizado el 30 de junio, en el tercer descenso de dos dígitos consecutivo. Las ventas de la icónica muñeca han bajado en ocho de los últimos 10 trimestres.


En tanto, las ventas de Fisher-Price disminuyeron 17 por ciento en el segundo trimestre.

La ganancia de Mattel se redujo a más de la mitad a 28 mil 300 millones de dólares, o 0.08 dólar por acción, en el segundo trimestre, desde los 73.300 millones de dólares, o 0.21 dólar por acción, del año anterior.

Las ventas netas en todo el mundo cayeron 9 por ciento a mil 60 millones de dólares.

Los analistas, en promedio, esperaban una ganancia de 0.18 dólar por acción e ingresos de mil 190 millones de dólares, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Mattel, que también fabrica los autos de juguete Hot Wheels, ha mirado productos más nuevos para aumentar sus ventas en unos niños que optan cada vez más por juegos electrónicos y otras actividades de entretenimiento por sobre los juguetes tradicionales.

La empresa adquirió en abril a la firma canadiense Mega Brands por 460 millones de dólares para entrar en el pujante mercado de los bloques de construcción infantiles, que está dominado por la danesa Lego.