Empresas

Bajan 10% las ventas de GlaxoSmithKline en el tercer trimestre

La presión de precios en Estados Unidos sobre su fármaco de mayor venta, Advair, erosionó los ingresos y utilidades de la empresa, por lo que decidió poner fin a una racha de aumentos constantes en los pagos de dividendos a los accionistas.
Reuters
22 octubre 2014 11:24 Última actualización 22 octubre 2014 11:44
GlaxoSmithKline

GSK planea devolver una suma adicional de cuatro mil millones de libras a los accionistas a través de un esquema especial.

LONDRES.- GlaxoSmithKline decidió mantener sin cambios sus dividendos en el tercer trimestre, poniendo fin a una racha de aumento constante de los pagos a los accionistas, debido a que la presión de precios en Estados Unidos sobre su fármaco de mayores ventas, Advair, erosionó los ingresos y utilidades.

La mayor farmacéutica de Gran Bretaña informó que su dividendo del 2015 debería mantenerse al mismo nivel de 2014, pero que planea devolver una suma adicional de cuatro mil millones de libras (seis mil 400 millones de dólares) a los accionistas a través de un esquema especial.

También anunció un nuevo programa de recortes de costos y dijo que exploraría realizar una oferta pública inicial (OPI) de acciones de una participación minoritaria de su negocio HIV, ViiV Healthcare.

GSK ha tenido dificultades luego de una serie de débiles resultados trimestrales, una situación que ha aumentado la presión sobre el presidente ejecutivo Andrew Witty, cuyo grupo también se ha visto impactado por una multa de casi 500 millones de dólares por un caso de sobornos en China.

La preocupación inmediata de los inversores es la pronunciada caída de las ventas del fármaco respiratorio Advair, que ya lleva 15 años en el mercado, especialmente en Estados Unidos, donde la presión de precios es severa, y el tiempo que podrían tardar en consolidarse sus nuevos medicamentos del mismo segmento, Breo y Anoro.

La compañía mantuvo su pronóstico financiero para todo el año, y prevé que las ganancias estructurales por acción (EPS) serán "mayormente similares a las de 2013" en términos constantes de tipo de cambio. Ese panorama ya había sido recortado en julio respecto de la estimación de un incremento del EPS de entre 4.0 y 8.0 por ciento.

Las ventas del tercer trimestre fueron de cinco mil 650 millones de libras, lo que representa una baja de 10 por ciento respecto del año previo. El EPS estructural, la medición más seguida por los analistas, se mantuvo plana en 27.9 peniques.

Los analistas habían estimado en promedio ventas de cinco mil 750 millones de libras y un EPS estructural, que excluye ciertos ítems, de 23.9 peniques, de acuerdo a Thomson Reuters.