Empresas

Baja la venta de casas usadas de interés social

Las personas prefieren hacer un esfuerzo y comprar casa de nivel medio, por lo que las viviendas de ‘segunda mano’ de nivel medio se desplazan más. Los créditos de la banca a vivienda usada crecieron 166 por ciento en 2013.
Claudia Alcántara
31 marzo 2014 21:27 Última actualización 01 abril 2014 5:0
Etiquetas
[Cuartoscuro] La política busca mejorar y regularizar la vivienda urbana, así como construir y mejorar la vivienda rural. 

[Cuartoscuro] La política busca mejorar y regularizar la vivienda urbana, así como construir y mejorar la vivienda rural.

Durante 2013, el volumen de viviendas usadas vendidas con un crédito hipotecario del Infonavit se ubicó en 129 mil, una contracción del 11 por ciento, respecto a las 145 mil colocadas el año pasado, según datos de BBVA Research.

Sin embargo, la venta de casas usadas por parte de la banca creció 166 por ciento en sólo un año, al pasar de 18 mil en 2012, a 48 mil unidades en 2013, por el impulso que registró el segmento medio y residencial, explicó Samuel Vázquez, analista de BBVA Research.

En el caso del Infonavit, la compra de vivienda de segundo uso ha bajado por varias razones, una de ellas es que el otorgamiento de créditos hipotecarios, de interés social en su mayoría, del instituto ha ido a la baja.


El número total de las hipotecas otorgadas por el Infonavit en 2013 disminuyó 9.8 por ciento respecto a 2012, por una menor demanda de vivienda de interés social.

Sólo en vivienda usada, el Infonavit vio una menor demanda por las casas de interés social, al pasar del 31 por ciento, al 29.5 por ciento. En contraste, la participación de vivienda media pasó de 2.1 por ciento, a 2.8 por ciento; y la residencial de 0.7, a 0.8 por ciento.

En entrevista, el experto resaltó que las casas usadas de interés social han sido menos atractivas, a pesar de estar bien ubicada, porque los compradores están invirtiendo en vivienda media.

“Han dejado la vivienda de interés social para aspirar por una vivienda media usada, por una mejor ubicación, ese traslado ha hecho que la vivienda nueva de interés social también tenga menor demanda”, afirmó Vázquez.

En el caso de la banca, la vivienda usada tuvo un crecimiento exponencial porque la población que aspiraba a una vivienda de interés social, pero estaba en el margen de obtener una del segmento medio, prefirió invertir un poco más.

Para este año, Vázquez previó que entre el 40 al 45 por ciento del total de créditos que otorgue la banca sean para vivienda usada, similar a las cifras del 2013, ya que no esperan que el crecimiento se estabilice.

Por otra parte, el Infonavit previó que de las 380 mil acciones para la compra de vivienda, cerca de 145 mil sean para casas usadas.

NORTEÑOS PREFIEREN USADA

Por estado, el comportamiento de la vivienda usada se fortaleció en ciertas regiones.

La participación de los créditos para casas de ‘segunda mano’ es mayoritaria en el Distrito Federal, donde representan el 74.5 por ciento; Baja California Sur, el 57.6 por ciento; Campeche, 55.4 por ciento; Baja California, 55.2 por ciento y Chihuahua, 52.6 por ciento.

Vázquez detalló que tiene que ver con la poca oferta de vivienda nueva; en específico en el norte del país, pues hubo una alta producción de casas, sin embargo, se detuvo y las unidades que se están colocando, son las deshabitadas, las cuales califican como usadas.

“En