Empresas

Avión eléctrico de Airbus llega en segundo lugar

El avión eléctrico de la poderosa empresa aeronáutica Airbus fue el segundo en cruzar el Canal de la Mancha. El primero fue el piloto Hugues Duval con su pequeño juguete llamado Cri Cri. 
Bloomberg
10 julio 2015 14:58 Última actualización 11 julio 2015 5:0
Hugues Duval

Hugues Duval, el piloto que 'madrugó' a Airbus. (Reuters)

Airbus Group, el mayor fabricante de aviones de Europa, alardeó por semanas sobre sus planes de realizar el primer vuelo de un avión eléctrico sobre el Canal entre Inglaterra y Francia.

Mientras Airbus hablaba, era Hugues Duval quien actuaba.

Duval voló sobre el agua de Kent a Calais el viernes por la tarde en un avión Cri Cri de un solo asiento impulsado por una batería de litio y motores eléctricos de Electravia, una compañía francesa, dándole la posibilidad de ser el primero en realizar esta hazaña. El e-Fan de dos asientos de Airbus realizó el mismo vuelo el viernes por la mañana.

“Aplaudimos al intrépido aviador Hugues Duval por su vuelo en su Cri Cri”, dijo por correo electrónico Airbus cuando se le preguntó sobre la proeza.

La fabricante de aviones dice que acepta todos los esfuerzos para avanzar en vuelos eléctricos o híbridos –aunque no pudo evitar agregar: “él juega en su propia categoría”, dando a entender que el aviador francés no juega bajo las mismas reglas.

De hecho, el Cri Cri fue obligado a despegar unido a otro avión, y luego desprenderse, luego de que las autoridades prohibieran que despegara por sí solo, dijo Christian Vandamme, director de producción en Electravia.

Las conversaciones de Airbus fueron lo suficientemente fuertes como para atraer no una sino dos otras partes que hicieron todo lo posible para robarle los derechos a alardear a Airbus, una compañía global con ingresos anuales de 58 mil millones de euros. El otro contendiente fue frenado sobre la pista incluso antes de poder despegar.

1
    

  

Hugues Duval


PREOCUPACIONES DE SIEMENS

Pipistrel había planeado volar su avión eléctrico sobre el Canal el 7 de julio.

Esos planes fueron obstaculizados cuando Siemens, que proveyó el motor al avión, le dijera a la fabricante de aviones livianos Eslovena el 5 de julio que su motor no estaba “diseñado, probado o aprobado” para volar sobre el agua, dijo Ivo Boscarol, máximo responsable ejecutivo de Pipistrel, en un comunicado en el sitio web de la empresa.

“Lamentamos profundamente la acción de Siemens que frenó el vuelo”, dijo Boscarol, agregando que había sido aprobado por las autoridades francesas. Siemens emitió un comunicado diciendo que no pudo dejar de lado sus demandas de seguridad para aprobar el vuelo.

Igualmente, los eslovenos, los franceses y la gran compañía están todos por detrás de Solar Impulse 2, que voló 7 mil 200 kilómetros de Japón a Hawái el 4 de julio, en el vuelo más largo impulsado por energía solar como parte de un viaje para dar la vuelta al mundo.

“A pesar de las hazañas de las otras aeronaves eléctricas como Solar Impulse, el vuelo sobre el Canal sigue siendo digno”, dijo Boscarol, de Pipistrel.

El pionero de la aviación francesa, Louis Bleriot, fue la primera persona en volar sobre el Canal en un avión en 1909.