Empresas

Autos eléctricos no representan una buena inversión: Carmudi

El portal de compra y venta de autos seminuevos asegura que, al menos por el momento, comprar un auto eléctrico no es una buena inversión, pues estos vehículos aún resultan muy costosos y  la infraestructura para recargarlos es insuficiente.
Redacción
22 enero 2015 10:32 Última actualización 22 enero 2015 10:32
[Nissan Mexicana, en el evento "Green Solutions" en el WTC Cuernavaca, exhibió el auto eléctrico Nissan LEAF. / Archivo]

[Cortesía Nissan] Se sumarán más estados del país para generar el corredor de recarga eléctrica del Nissan Leaf y próximos modelos a comercializar en México.

El portal de venta de autos seminuevos Carmudi asegura que el comprar un auto eléctrico no es una buena inversión actualmente, debido a que los vehículos aún resultan muy costosos, la infraestructura de la ciudad es insuficiente para cargarlos y tardarían muchos años en recuperar la inversión en estos vehículos.

En un comunicado, la firma de compra-venta de autos afirma que un punto importante para esta nueva oferta vehicular es el costo por recarga, que es aproximadamente de 55.25 pesos, es decir, por kilómetro sería de 0.34 pesos, un ahorro estimado de 60 por ciento si se compara con un carro similar de gasolina.

Por el lado del mantenimiento, asegura la firma, el auto eléctrico puede recorrer hasta 1 millón de kilómetros, cuenta con menos componentes que el vehículo de combustión interna y por lo tanto su costo de mantenimiento es entre un 30 y un 40 por ciento menor.

Pero si comparamos el precio del Nissan Leaf, el cual es de 545 mil pesos, con otro auto de las mismas condiciones pero de combustión interna, como el Mazda 3, que cuesta 258 mil pesos, los coches eléctricos aún no representan una verdadera opción para el consumidor promedio, ya que el ahorro en combustible no compensa la diferencia. de precios. Según cálculos de Carmudi, los ahorros logrados difícilmente pueden alcanzar los 10 mil pesos anuales.

“Seguramente no pasará mucho tiempo para que economías de escala y nuevas tecnologías permitan que los automóviles eléctricos sean accesibles para el consumidor promedio. Hasta entonces el auto eléctrico no dejará de ser un medio de transporte de nicho”, refieren.