Empresas

Autos de súper lujo
pagan tenencia de
hasta 280 mil pesos

El pago de este gravamen para algunos autos es tan alto que incluso permitiría comprar otro auto. Los modelos que pagan la tenencia más alta son el Bentley Mulsanne, Ferrari modelo 458 y el Porsche 911.
Axel Sánchez
25 febrero 2014 19:47 Última actualización 26 febrero 2014 5:0
El Mulsanne de Bentley se coloca como el vehículo con la mayor tenencia en GDF. El costo de ésta alcanza los 265 mil pesos, lo equivalente al precio de un Jetta 2014 de Volkswagen. (Tomada de sitio oficial)

El Mulsanne de Bentley se coloca como el vehículo con la mayor tenencia en DF. El costo de ésta alcanza los 265 mil pesos, lo equivalente al precio de un Jetta 2014 de Volkswagen. (Tomada de sitio oficial)

Tener un auto de lujo en la Ciudad de México es un buen negocio para el gobierno del Distrito Federal, pues algunos de estos vehículos llegan a pagar hasta 280 mil pesos de tenencia, lo equivalente al valor de un Jetta 2014.

Según datos obtenidos en la Secretaría de Finanzas del DF, Bentley es una de las marcas más caras de mantener en la capital del país, debido a que su tenencia se cotiza entre 241 mil y 265 mil pesos, dependiendo del modelo, tipo de vehículo (si es descapotable o tiene otros aditamentos) y el año.

El pago de un año de tenencia de estos coches alcanza para comprar dos Aveos de Chevrolet, el auto más vendido en México en 2013.

En la lista de precios 2013 de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, el Bentley Mulsanne 2014 es el auto más caro, con un valor de 5.2 millones de pesos. Este vehículo pagaría un impuesto de alrededor de 280 mil pesos.

Le sigue el Ferrari modelo 458, cuyo valor es de 4.1 millones de pesos y paga alrededor de 209 mil pesos de tenencia.

Otro auto que resulta ser un gusto caro de mantener es el Porsche 911
, como el usado por el exfutbolista David Beckham o el hombre más rico del mundo, Bill Gates, el cual pagaría 150 mil pesos de tenencia en el DF.

El impuesto de la tenencia existe en México desde 1962, el cual es cobrado a los propietarios de vehículos automotores.

En 2007, el entonces presidente Felipe Calderón, decidió derogarla gradualmente hasta que se eliminó en el 2012, dejando a los estados la decisión de cobrarlo o derogarlo. En el Distrito Federal se aplica sólo a vehículos de lujo.

La tenencia de un Bentley es 2.6 veces lo que vale un Matiz