Empresas

Automotrices detonan boom en la renta de
las naves industriales

Gracias a las fuertes inversiones de empresas de la industria automotriz, Aguascalientes, Jalisco, San Luis Potosí y Puebla han atraído a proveedores que buscan la cercanía con las automotrices, que a su vez registran un boom en la demanda de espacios industriales.
Redacción
07 septiembre 2014 20:55 Última actualización 08 septiembre 2014 4:55
La industria automotriz ha realizado varios llamados por fallas en diferentes vehículos. (Bloomberg)

[La mejoría en el sector manufacturero será uno de los factores que impulse a las Fibras. / Archivo]

Aguascalientes, Jalisco, San Luis Potosí y Puebla son las entidades que registran un boom en la demanda de espacios industriales, beneficiadas principalmente por inversiones de empresas de la industria automotriz.

“Es un hecho que una armadora atrae proveedores, los cuales a su vez detonan parques industriales”, dijo Claudia Ávila, directora general de la Asociación Mexicana de Parques Industriales (Ampip).

Las premisas de la manufactura son ‘just in time’ y ‘just en sequence’, por lo que los proveedores tienen que ubicarse cerca de las armadoras para surtir a tiempo las piezas que necesiten en la producción, explicó la experta.

La demanda de parques industriales la generan proveedores automotrices de nivel uno (fabrican piezas que se usan directo en el vehículo) y nivel dos (hacen partes para elementos que componen el auto, como para el motor).

“A México están llegando tantas armadoras y sus proveedores por el NAFTA, por la ubicación, por las cadenas productivas regionales, porque tiene costos competitivos y por la disponibilidad de talento”, consideró Ávila.

En el periodo enero a junio de 2014, en Puebla se rentaron 7 mil 420 metros cuadrados de naves industriales, mientras que en el mismo periodo del año pasado no se arrendó ni un solo metro, de acuerdo con el estudio Industrial Outlook de la firma de servicios inmobiliarios JLL.

Esto se atribuye principalmente a la llegada de la automotriz Audi a la entidad, la cual comenzó la construcción de su primera planta en México en San José Chiapa, hace un año.

“En Puebla ha habido compra de tierra cerca de la planta de Audi en San José Chiapa. El gobierno del estado aseguró suficientes terrenos industriales en esta área para crear el parque de proveedores. Algunos desarrolladores han comprado terrenos en las cercanías”, señala el documento de JLL.

Este fenómeno se ha replicado en otras zonas del país.

Aguascalientes registró un incremento en la demanda de espacios tras el anuncio de la nueva planta de Nissan y Daimler en la que se fabricarán vehículos Infiniti y Mercedes Benz.

En los primeros seis meses del 2014, en esta entidad se registró una demanda de 110 mil 271 metros cuadrados de naves industriales, mientras que en el mismo periodo del año pasado no se reportaron rentas.

En San Luis Potosí, donde recientemente se anunció la construcción de una planta de BMW, se rentaron espacios industriales por 36 mil 673 metros cuadrados de naves, lo que representó un crecimiento de 86 por ciento en el segundo trimestre de 2014, respecto a igual periodo del año pasado.

Jorge Paredes, director de la empresa de servicios inmobiliarios Realty World México, coincidió en que la zona del Bajío, que comprende a Guanajuato, Aguascalientes, Querétaro, Jalisco y San Luis Potosí, está muy activa, luego de que las nuevas plantas de Honda y Mazda, en Guanajuato, iniciaran operaciones a principios de este año.

Además, la tasa de desocupación de espacios industriales en estas entidades está en niveles históricamente bajos. En San Luis Potosí es de apenas 1.4 por ciento.

La instalación de plantas armadoras en México despertó el interés por arrendar espacios en parques industriales.