Empresas

Auto eléctrico i3 de BMW se adapta a mentalidad de Nueva York

Oficialmente presentado como un modelo de 5 puertas para 4 personas, es más o menos del mismo tamaño que un Mini Cooper Countryman, pero con un precio base de 41 mil 350 dólares.
Bloomberg
19 abril 2014 18:36 Última actualización 20 abril 2014 5:0
El motor eléctrico del i3 está en la parte posterior y produce 170 caballos de fuerza y 184 libras/pie de torque. (Tomada de sitio oficial)

El motor eléctrico del i3 está en la parte posterior y produce 170 caballos de fuerza y 184 libras/pie de torque. (Tomada de sitio oficial)

A los fabricantes de autos les encantan los prototipos y, como de costumbre, en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York esta semana se pueden encontrar una o dos rarezas.

Bayerische Motoren Werke AG (BMW) ha promocionado su propia rareza en distintos salones del automóvil en los últimos tres años, un vehículo eléctrico de frente chato llamado i3. Su aspecto era tan parecido al de un sedán Bimmer común como un pato a un ornitorrinco.

Hete aquí que el i3 se encamina hacia los salones de venta estadounidenses en mayo. Oficialmente como un modelo de cinco puertas para cuatro personas, es más o menos del mismo tamaño que un Mini Cooper Countryman. Con un precio base de 41 mil 350 dólares, es mucho más caro que el Mini pese a su rango limitado de 100 millas (161 kilómetros) o menos con la carga completa.

Este auto está dedicado específicamente para los habitantes urbanos desde Shanghái hasta Londres.

Manhattan representa el tipo de lugar donde cabe suponer que el i3 estaría en la gloria, de modo que un i3 pre-producción fue probado por las calles ciudad, justo antes del salón del automóvil. 

¿Un auto para ciudad BMW y Manhattan puede ser una unión feliz o un matrimonio más común –con sus consabidos altibajos?

VIBRANTE

Los diseñadores de BMW con sede en Munich buscaron algo absolutamente vibrante. El factor novedad está anunciado en cada ángulo y cada detalle. Con su yuxtaposición discordante de paneles de carrocería con formas irregulares, vidrio brillante y neumáticos altos y delgados, el i3 es una composición de jazz libre, unas veces elegante y otras chirriante y disonante. Los transeúntes lo miran sorprendidos y divertidos, pero el tiempo dirá si el i3 envejecerá con elegancia o si resultará irritante a los ojos.

La única pista verdadera de su origen BMW es la parrilla falsa (y pequeña) en forma de doble riñón en la parte delantera. Una parrilla normalmente deja pasar oxígeno para permitir que el motor que quema combustible respire, pero aquí eso no hace falta. El motor eléctrico está en la parte posterior y produce 170 caballos de fuerza y 184 libras/pie de torque. Debajo del piso funciona una batería de litio de 22 kilovatios/hora con un peso de 450 libras (204 kilogramos).

El vehículo tiene dos puertas de tamaño normal y dos sub-puertas con bisagras apuntando hacia atrás que se abren estilo suicidio. Hay que abrir primero las puertas delanteras. Una vez abiertas, se observa que el apoyo es una franja sin pintar de fibra de carbono, una de las características exóticas del auto. Junto con el aluminio, este material permite mantener bajo el peso y ayuda a mejorar el alcance.

El interior es tan novedoso como el exterior.El modelo de prueba tenía un interior de nivel Giga World, un recargo de mil 700 dólares sobre el i3 básico. Es una mezcla impensable de eucalipto sin barnizar, tela de lana rellenada con plástico reciclado y material parecido al cáñamo. Imagínese un diseño de ciencia ficción visto a través de una lente de los años 1950. Una ambientación para “Mad Men” en un estilo victoriano con tecnología de avanzada.

No tiene una consola central que separe al conductor del pasajero –una ventaja del diseño mecánico para un vehículo eléctrico- o sea que hay un espacio amplio para los pies. El techo es alto y el parabrisas es ancho. La amplitud es uno de los aspectos más deseables del auto.