AT&T intensifica batalla por Time Warner
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

AT&T intensifica batalla por Time Warner

COMPARTIR

···

AT&T intensifica batalla por Time Warner

La compañía está buscando comunicaciones entre el Departamento de Justicia y la Casa Blanca acerca de la fusión.

Bloomberg Por David McLaughlin, Scott Moritz y Gerry Smith
16/02/2018
Actualización 15/02/2018 - 9:36

AT&T lleva adelante una estrategia sin precedente de involucrar a la política en la lucha por salvar su proyectada compra de Time Warner, amenazando con citar al responsable de la división antitrust del Departamento de Justicia estadounidense a declarar con respecto a su decisión de entablar un juicio para frenar la fusión.

AT&T cree que Trump y el responsable de la división, que anteriormente trabajó en la Casa Blanca y fue designado por el presidente, discutieron la transacción antes de que el Gobierno presentara una demanda para frenar el acuerdo en noviembre, según una persona al tanto del tema que no estaba autorizada a hablar sobre esta información públicamente.

La compañía está buscando comunicaciones entre el departamento y la Casa Blanca acerca de la fusión, y quiere poner al responsable de la división, Makan Delrahim, en su lista de testigos, dijo otra persona.

La movida conlleva posibles riesgos y recompensas. La evidencia de que Trump, crítico infatigable de CNN de Time Warner y contrario a la fusión, empujó al Departamento de Justicia a presentar una demanda socavaría la credibilidad del Gobierno. Pero es probable que Delrahim celebre la oportunidad de defender el argumento como una acción legítima de cumplimiento que se presentó sin influencia política.

El argumento de Delrahim se basa en una fuerte denuncia, cuyo planteamiento establece que esa unión perjudicará a los consumidores, aunque el juicio pueda parecer políticamente motivado teniendo en cuenta la crítica de Trump hacia CNN, dijo Michael Carrier, profesor de Derecho en la Universidad Rutgers que se especializa en antitrust.

“No me imagino una prueba irrefutable, como si dijera ‘Hagamos esta demanda, señor presidente, porque queremos cargar contra CNN’”, dijo Carrier. “Lo veo como una manera de llamar la atención”.

Si se aprueba, la fusión redefiniría el panorama de medios uniendo un gigante de la telefonía al propietario de CNN, Warner Bros., TNT, TBS y HBO. AT&T, dueño de DirecTV, es el mayor distribuidor de TV paga, además de una potencia en teléfonos móviles y fijos.

El Departamento de Justicia sostuvo que permitir a AT&T ser dueño de películas y series de TV que circulen por sus canales dañaría a los consumidores y a los competidores.

La Casa Blanca y el Departamento de Justicia niegan que Trump haya estado involucrado en la revisión. Delrahim dice que la fusión por valor de 85 mil 400 millones de dólares elevaría los costos para los consumidores y reduciría las opciones combinando los canales de distribución de AT&T con el contenido de Time Warner.

El juicio fue un revés sorprendente para un acuerdo que parecía en vías de aprobación, justo cuando el Departamento de Justicia dio el visto bueno a la compra anterior de NBCUniversal por parte de Comcast, que combinó distribución y contenido.

Bloomberg informó en noviembre que AT&T pensaba averiguar si la Casa Blanca había influido en la decisión de demandar a las compañías. The New York Times informó anteriormente sobre el plan de AT&T de incorporar a Delrahim a la lista de testigos.