Empresas

Asegurados tendrán más garantía con nueva Ley

10 febrero 2014 4:46 Última actualización 02 julio 2013 20:27

[Bloomberg] 


Notimex
 
Las personas que contrataron un seguro tendrán más garantías, gracias a la nueva Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas y la implementación de Solvencia II, coincidieron representantes del sector asegurador del país.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), dicha regulación reforzará el compromiso de las compañías de seguros en México, debido a que tendrán una mejor administración, harán cálculos de riesgos más precisos y así ofrecerán mayores garantías a los asegurados.

"Para el sector asegurador mexicano, la implementación de estas regulaciones es de suma importancia ya que las compañías aseguradoras deberán adoptar un régimen de solvencia conforme a los estándares y mejores prácticas internacionales, con el propósito de cerciorarse de la correcta determinación de las reservas técnicas y del requerimiento de capital de solvencia", señaló el presidente de la AMIS, Fernando Solís.

Durante su participación en el panel "Los retos del nuevo entorno regulatorio del sector asegurador", el presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSyF), Manuel Aguilera Verduzco, dijo que la nueva Ley es un mecanismo que elevará la eficiencia del sector.

Asimismo, abundó, es un proyecto con un esquema de requerimientos cualitativos y cuantitativos creado para dinamizar el crecimiento de la industria; y advirtió que 28 por ciento de las personas no adquieren seguros porque creen que nunca los van a utilizar.

A su vez, Norton Lara, Latin America Insurance Practice Leader de Spencer Stuart, afirmó que el impacto de la aplicación de Solvencia II variará en cada mercado, dependiendo del nivel de apalancamiento, reservas, mezcla de negocio y políticas de inversión.

Agregó que Solvencia II no debe verse sólo como una cuestión de cumplimiento: "sino como un modelo que va más allá, con el que se cambiará la naturaleza misma de la supervisión. Es decir, más que reforzar la base capital y fortalecer la gestión del riesgo y la comunicación, cada aseguradora tendrá que reconsiderar dónde y cómo competir y llevar a cabo un cambio organizacional y cultural profundo".