Empresas

Argos acuerda comprar
a Lafarge y Holcim
activos por 50 mde

Argos pactó adquirir Ciments Guyanais, perteneciente en partes iguales a Lafarge y a Holcim por 50 millones de euros.
Reuters
09 abril 2014 9:47 Última actualización 09 abril 2014 9:52
Argos productos-cemento (Cortesía)

(Cortesía)

BOGOTA.- La colombiana Cementos Argos acordó la compra de activos de las gigantes Lafarge y Holcim en la Guayana Francesa por 50 millones de euros.

Cementos Argos dijo que pactó adquirir Ciments Guyanais, perteneciente en partes iguales a Lafarge y a Holcim, activos que incluyen una estación de molienda de clínker con capacidad de 200 mil toneladas métricas al año y un puerto, ubicados en Dégrad des Cannes, cerca de la capital Cayenne.

La operación se conoce dos días después de que Holcim reveló un acuerdo para comprar a Lafarge, en un negocio que dará origen a la mayor cementera del mundo, con ventas combinadas de 44 mil millones de dólares.

Se prevé que la fusión de las dos compañías, con operaciones en 90 países, obligue la venta de activos por unos 5 mil millones de euros para evitar caer en prácticas monopólicas, un requisito clave para lograr la aprobación de los reguladores del mercado.

Cementos Argos tiene presencia en Colombia, Estados Unidos, Centroamérica y el Caribe.

"Esta nueva adquisición en la Guayana Francesa complementa armónicamente nuestra red de activos en la región, especialmente por su cercanía con la molienda en Surinam y las terminales de cemento en las Antillas", comentó el presidente de Cementos Argos, Jorge Mario Velásquez, citado en un comunicado.

"Del mismo modo, se articula con las operaciones adquiridas recientemente en Estados Unidos y con las ya existentes en el Caribe y Colombia", agregó el directivo, tras explicar que la transacción está sujeta a los trámites usuales de aprobación de las respectivas autoridades.

Se trata de la más reciente adquisición de Cementos Argos que en enero pasado compró los activos de Vulcan Materials en Estados Unidos por 720 millones de dólares, con lo que duplicó su capacidad de producción de cemento en ese país.