Empresas

Argentina aumenta cargo por compras con tarjeta

12 febrero 2014 5:27 Última actualización 18 marzo 2013 10:59

[Bloomberg]El gobierno argentino incrementó de 15 a 20% el recargo por las compras realizadas en el exterior con tarjetas de crédito y débito. 



AP
 
Buenos Aires.- El gobierno argentino incrementó el lunes de 15 a 20% el recargo por las compras realizadas en el exterior con tarjetas de crédito y débito y extendió la medida a los paquetes turísticos y pasajes contratados para viajar al exterior.

Dicho recargo podrá contabilizarse como anticipo del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales que se paga anualmente, informó la Administración Federal de Ingresos Públicos en su resolución 3450, firmada por el titular del organismo, Ricardo Echegaray.

La norma que entró en vigor el lunes establece que el recargo se aplicará sobre la adquisición de bienes, prestaciones, locaciones de servicios y adelantos en efectivo realizados en el exterior en moneda extranjera por sujetos residentes en el país. La medida incluye las compras efectuadas en moneda extranjera a través de portales o sitios virtuales.

Están sujetas al recargo del 20% además "las operaciones de adquisición de servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo mayoristas o minoristas de Argentina, así como las de compra de servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática" de pasajeros con destinos fuera del país sudamericano. En estos dos últimos casos, la medida regirá tanto para el pago con tarjetas como en efectivo.

Los recargos se practicarán "conforme la condición tributaria del sujeto pasible" y serán "pagos a cuenta de los tributos". Los trabajadores autónomos podrán gestionar ante la Administración la correspondiente devolución de esos anticipos.

La retención deberá practicarse "al momento de la cancelación con tarjeta de crédito y/o compra en la fecha de cobro del resumen y/o liquidación de la tarjeta de que se trate, aun cuando el saldo resultante del mismo se abone en forma parcial".

La AFIP señaló que se observaron "comportamientos defraudatorios en la tramitación de operaciones de sectores vinculados a la adquisición de moneda extranjera, principalmente con los códigos vinculados al turismo". También indicó que "se detectaron serias irregularidades" por parte de entidades financieras y cambiarias, "en particular casas de cambio y agencias de turismo y viajes".

En agosto de 2012 la Administración dispuso que residentes en Argentina que realizaban compras en moneda extranjera con tarjetas de crédito y débito y por internet debían empezar a pagar un recargo de 15% sobre el monto total adquirido. El ente recaudatorio dispuso que ese monto fuera descontado del impuesto a las ganancias o bienes personales.

En ese entonces se interpretó que dicha disposición apuntaba a desalentar el consumo de dólares con esos medios de pago y era un paso más en la serie de medidas tomadas por el gobierno de la presidenta Cristina Fernández para restringir la compra de la divisa estadounidense, que el Ejecutivo quiere atesorar alegando que ello permite pagar la deuda externa e importar insumos necesarios para producir.

Una consecuencia de los límites a la compra de dólares fue un notable aumento en los gastos en esa divisa con tarjetas de crédito, operaciones que a fin de mes se cancelan en pesos argentinos al cambio oficial.

Esas restricciones han llevado además a muchos argentinos al mercado negro para adquirir el codiciado billete verde.

El gobierno prohibió la compra de dólares destinados al ahorro y desde hace un tiempo ha cerrado cada vez más las posibilidades de adquirir esa y otras divisas para aquellos que las solicitan para viajar al exterior.