Empresas

Arca espera llevar Topo Chico y Coca-Cola 'mexicana' al sur de EU

La segunda embotelladora más grande de Coca-Cola en México y América Latina prevé llevar algunos de sus productos a los nuevos territorios que operará en el suroeste de Estados Unidos como Texas y algunas partes de Oklahoma, Nuevo México y Arkansas.
Redacción
18 julio 2016 15:54 Última actualización 18 julio 2016 17:31
Coca-Cola

La embotelladora de Coca-Cola busca incrementar aún más la presencia Topo Chico. (Bloomberg)

Arca Continental, la segunda embotelladora más grande de Coca-Cola en México y América Latina, planea llevar algunos de sus productos a los nuevos territorios que operará en el suroeste de Estados Unidos como Texas y algunas partes de Oklahoma, Nuevo México y Arkansas.

“Podemos potenciar el crecimiento de exportaciones de productos ya populares en la región como Coca-Cola (la que produce en México) y el agua mineral Topo Chico, que por cierto ya es la marca número uno de agua mineral en Texas”, dijo Francisco Garza Egloff, CEO de la empresa.

El pasado 25 de mayo el grupo firmó un acuerdo para comprar las operaciones de Coca-Cola en esa región de Estados Unidos, la cual abarca un mercado de 31 millones de consumidores, de los cuales, el 31 por ciento son hispanos.

“Se trata de un mercado con dinámicas y demografía similares a los que tenemos en México, algunos incluso siendo adyacentes”, explicó el ejecutivo en una conferencia telefónica de este lunes con analistas del sector bebidas.

De igual manera, Garza Egloff reveló que acaban de iniciar operaciones en su planta de producción en Fort Worth, Texas, para expandir su presencia en esta región. Con esto, la embotelladora de Coca-Cola busca incrementar aún más la presencia Topo Chico, que registró un crecimiento en ventas de 30 por ciento en el segundo trimestre de 2016.

Al referirse a los resultados en México, Arturo Gutiérrez Hernández, director de Operaciones de la firma, destacó que el desempeño positivo del segundo trimestre de 2016 fue liderado por un crecimiento de 35.1 por ciento en las ventas de la bebida energética Powerade, impulsado a su vez por el lanzamiento del nuevo sabor naranja.

Agregó que el inicio de los Juegos Olímpicos podría proporcionar un impulso adicional al dinamismo de esta línea de productos. El desempeño del agua embotellada también dinámico, con un crecimiento de 18.6 por ciento en las presentaciones personales, mientras que las ventas de agua en garrafón subieron 10 por ciento.

“Podría haber oportunidades de incorporar diferentes formas de empaque y formatos que generen más ocasiones de consumo”, consideró Garza Egloff.

“Tenemos productos por venir como en el caso de las bebidas energéticas, para lo cual, la alianza con Monster será bastante interesante”, añadió.

“Las bebidas energéticas constituyen una categoría sumamente importante en Estados Unidos, así que podemos hacer mucho ahí todavía”, indicó el CEO de Arca Continental.

En el caso de Perú, el segundo trimestre de 2016 empezó a distribuir las bebidas energéticas Monster, convirtiéndose en el primer embotellador de América Latina en capitalizar la reciente alianza estratégica entre The Coca-Cola Company y Monster Beverages.

1
 ARCA CONTINENTAL QUEDA A DEBER

 

Coca-Cola

Arca Continental reportó resultados mixtos del segundo trimestre del 2016 y por debajo de lo esperado por el sondeo de El Financiero con los estimados de 9 casas de bolsa.

Aunque sus ventas netas, que sumaron 23 mil 71 millones de pesos, crecieron 28 por ciento respecto al segundo cuarto de 2015, resultaron casi dos por ciento inferiores a las anticipadas por los analistas.

Asimismo, el flujo operativo (EBITDA) que avanzó 24 por ciento al llegar a cinco mil 317 millones de pesos, fue 3.2 por ciento menor al considerado por el sondeo.

La embotelladora se vio afectada por mayores precios de las materias primas (al estar dolarizadas) y un incremento en los gastos relacionados con las campañas promocionales del verano.

Además, el grupo registró resultados negativos en mercados como Argentina (reflejo de la inflación) y Ecuador, donde se aplicó un nuevo impuesto a las bebidas azucaradas y se enfrentó el terremoto en abril.

La empresa reportó una utilidad neta de dos mil un millones de pesos en el segundo trimestre de 2016, resultando nueve por ciento inferior a la del segundo trimestre de 2015 y menor en 22 por ciento a la proyectada por los analistas.

Esta partida fue afectada por mayores costos financieros ante un nivel de deuda más alto.

Ante resultados menores a los esperados, los títulos de la empresa concluyeron la sesión de este lunes con una pérdida de 3.31 por ciento a 124.12 pesos.

: