Empresas

'iGlasses', el proyecto secreto de Apple

La compañía trabaja en un proyecto de unas gafas digitales, e incluso ha solicitado a proveedores pantallas para probarlo, aunque aún no define si lanzará al mercado el producto.
Bloomberg
15 noviembre 2016 16:16 Última actualización 15 noviembre 2016 17:9
Fuentes de Apple revelaron que la compañía trabaja en un proyecto de lentes de realidad aumentada. (Especial)

Fuentes de Apple revelaron que la compañía trabaja en un proyecto de lentes de realidad aumentada. (Especial)

Apple está estudiando una expansión hacia el mercado de gafas digitales, un área, la de complementos tecnológicos, arriesgada pero potencialmente lucrativa, dijeron fuentes familiarizadas con el tema.

Aunque está en una fase de exploración, el dispositivo se conectaría de forma inalámbrica a los iPhones, mostraría imágenes y otra información en el campo de visión del usuario, y podría incorporar funciones de realidad aumentada, dijeron las fuentes, que pidieron no ser identificadas por tratarse de un proyecto secreto.

Dichas fuentes indicaron también que Apple ha hablado de su proyecto de gafas con posibles proveedores.

La compañía ha pedido a un proveedor pequeñas cantidades de pantallas para colocar cerca del ojo para probarlas, dijeron las fuentes.

Hasta ahora, Apple no ha solicitado componentes suficientes como para indicar que la producción masiva es inminente.


En caso de que Apple decida finalmente seguir adelante con el dispositivo, estaría listo, por muy pronto, en 2018, dijo otra fuente.

La empresa con sede en Cupertino, California, prueba muchos productos diferentes y se sabe que cambia, posterga o cancela proyectos sin revelarlos.

La portavoz de Apple Trudy Muller declinó hacer comentarios.

Debido a la desaceleración de las ventas del iPhone, que suponen dos tercios de los ingresos de Apple, el CEO de la compañía, Tim Cook, está bajo presión para lanzar nuevos productos.

En julio expresó su entusiasmo por la realidad aumentada tras la aparición de Pokémon Go, un juego basado en localizaciones que utiliza la tecnología.

La realidad aumentada, como se conoce, añade imágenes y otra información digital a la visión del mundo real, mientras que la realidad virtual rodea por completo al usuario con un entorno generado por ordenador.

Las gafas podrían ser el primer producto de hardware de Apple dirigido directamente a la realidad aumentada, dijo una de las personas. Cook ha reforzado su capacidad de realidad aumentada a través de adquisiciones.

En 2013, Apple compró PrimeSense, que desarrolló tecnología de detección de movimiento en el sistema de juegos Kinect de Microsoft. Después siguieron las compras de empresas de software en el campo, Metaio y Flyby Media, en 2015 y 2016.

"La realidad aumentada puede ser genial. Hemos invertido y seguimos invirtiendo mucho en esto", dijo Cook en conferencia telefónica con analistas el 26 de julio. "Somos fuertes en realidad aumentada a largo plazo. Creemos que hay grandes cosas para los clientes y una gran oportunidad comercial".

Apple tiene patentes de realidad aumentada para cosas como la visión de las calles en la aplicación de mapas. También tiene patentes para gafas inteligentes que hacen uso total de la realidad virtual. Es poco probable que Apple aproveche la realidad aumentada en un producto de consumo masivo, sugirió Cook en octubre.

El desafío de Apple es adaptar toda la tecnología necesaria a un par de gafas conectadas a Internet que sean pequeñas y lo suficientemente lisas como para que las personas comunes las usen.

El intento de Google de desarrollar un dispositivo para los ojos conectado a internet fracasó en parte debido a que su diminuta batería se agotaba rápidamente.

Las Google Glass, como se conocían, también sufrieron un rechazo de privacidad y una mala percepción pública de su diseño externo.