Empresas

Apertura de empresas, en bajos niveles en socios de OCDE

10 febrero 2014 5:13 Última actualización 11 julio 2013 16:46

[Bloomberg] 


Notimex
 
Las tasas de apertura de empresas se mantienen debajo de los niveles previos a la crisis, en particular en la zona euro, lo que indica que los emprendedores continuarían sufriendo de condiciones de préstamo restrictivas, señaló la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Nuevos datos de su reporte "Panorama del espíritu emprendedor", revelan que Australia y Reino Unido muestran señales de un repunte en la materia, pero esto se debe a un aumento de empresas de propietario único por cuenta propia, lo que puede reflejar las estrategias de readaptación al desempleo.

El documento señala que las tasas de apertura de empresas son particularmente bajas en España mientras que en Francia se han visto impulsadas por la introducción de medidas para reducir la burocracia y mejorar los incentivos fiscales para los trabajadores por cuenta propia.

El informe de la OCDE menciona que el número de cierres de empresas no ha retrocedido significativamente después de un rápido aumento tras la crisis, mientras que Australia y Reino Unido presentan tasas relativamente altas de quiebras.

Sin embargo, las actitudes hacia las quiebras de empresas se han vuelto más positivas, pues la crisis ha servido para dar a conocer el papel que desempeñan los empresarios en la recuperación y para eliminar gran parte del estigma asociado previamente con el fracaso.

Cada vez más, añade el reporte, el público reconoce la importancia de dar a los empresarios una "segunda oportunidad".

Los datos también muestran que los jóvenes son más optimistas sobre la posibilidad de crear una empresa en un futuro próximo, pese a que la tasa real de emprendimiento entre los menores de 25 años es generalmente baja, alrededor de 4.0% en los países de la OCDE.

El organismo menciona que las mujeres que trabajan por cuenta propia ganan en promedio 35% menos que los hombres, en comparación con una diferencia salarial de 15% entre los empleados.