Empresas

Apagón analógico multiplica opciones
de TV de paga

La televisión por cable se presenta como una alternativa para sobrevivir al apagón analógico ante aquellos que no han adquirido una televisión digital o no buscan adquirir un decodificador, pero no quieren perderse su programación.
Bloomberg
08 diciembre 2015 19:39 Última actualización 09 diciembre 2015 9:6
apagón

Más de 9 de cada 10 hogares mexicanos tienen televisión, de estos sólo el 48% cuentan con una suscripción a TV paga. (Tomada de http://www.megacable.com.mx/)

Televisa y Dish quieren aprovechar los beneficios de la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), prometiendo a millones de mexicanos que no tienen por qué pasar un día sin TV.

El último apagón anticipado está programado para el 22 de diciembre, lo que abre un grupo de potenciales clientes para los proveedores de TV de paga Televisa, Dish México y Megacable, dijo el 26 de noviembre en una nota a los clientes el analista de Itau BBA, Gregorio Tomassi.

Las compañías están ofreciendo planes destinados a los aproximadamente 3.1 millones de hogares que en dos semanas podrían no sintonizar ningún canal a menos que compren un televisor digital o un decodificador –o se abonen a un servicio de cable o satelital.

Si bien un televisor digital nuevo puede costar como mínimo 3 mil pesos, Sky VeTV de Televisa busca seducir a los clientes potencialmente afectados por el corte con su paquete de 169 pesos mensuales.

Ha funcionado bien en ciudades como Monterrey, dijo Televisa en un comunicado por correo electrónico.

La transición ayudó a impulsar el crecimiento de los abonados de Dish México este año, explicó Felipe Chao, portavoz de la sociedad de capital cerrado de MVS, que es copropietaria de Dish México. Ni Televisa ni Dish brindaron cifras específicas de crecimiento.

“Ahora que se acerca el cierre y las familias tienen más de una opción, se presenta, por supuesto, una oportunidad para los operadores de televisión de paga”, dijo en entrevista María Elena Estavillo, comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). “La situación actual del mercado deja un margen de crecimiento enorme”.

Aunque más de 9 de cada 10 hogares mexicanos tienen televisión, sólo 48 por ciento cuentan con una suscripción a televisión de paga, por detrás del promedio de la región latinoamericana de 57 por ciento, según el Consejo Publicitario Multicanal Latinoamericano.

Televisa es el mayor proveedor de este servicio en México, con una cuota de mercado de 62 por ciento, seguido por Dish México y Megacable, según Dataxis.

Consultado acerca del crecimiento de los suscriptores en vísperas del apagón analógico, un ejecutivo de prensa de Megacable no hizo declaraciones. La compañía está promocionando una oferta de 219 pesos mensuales, según su sitio web.

A la fecha, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha entregado 8.5 millones de televisores de los 9.7 millones de televisores contemplados por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). 

El proyecto tiene el objetivo de ayudar a la población a cambiarse a la señal digital, de manera que las emisoras dejen de utilizar la banda de 700 MHz para enviar señales análogas y quede liberada para que se pueda usar en el proyecto de Red Compartida, que busca dar acceso a internet de banda ancha.

“No todos los hogares ni aparatos de televisión en un hogar tienen derecho a este reemplazo gratuito financiado por el gobierno”, recordó Tomassi de Itau, quien recomienda comprar acciones de Televisa y Megacable. “Es aquí donde intervienen las compañías de televisión de paga, ofreciendo alternativas válidas”.