Empresas

ANAM busca trabajar en propuesta sobre prácticas comerciales

12 febrero 2014 4:20 Última actualización 06 mayo 2013 17:8

 [Cuartoscuro] Exigen multas a la competencia desleal de grandes cadenas comerciales.  


Notimex
 
Representantes de abarroteros, panaderos y tortilleros se encuentran listos para entablar un diálogo con la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), a fin de trabajar en un proyecto de legislación sobre buenas prácticas comerciales en México.


De acuerdo con un comunicado de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM), dicho proyecto busca la equidad en el comercio y la competitividad basada en el Convenio de Concentración para la Mejora Continua de Prácticas Comerciales Competitivas.


Lo anterior, expone, elevándolo a ley para que su cumplimiento sea vigilado por las autoridades y no solo un acto de buena fe de los firmantes.


El director general de la ANAM, Iñaki Landaburu Llaguno, confió en sumar propuestas en la materia, con el fin de apoyar los millones de empleos y pequeñas empresas que en este país viven del comercio legal.


Los más beneficiados de lograrse lo anterior serían los industriales que fabrican productos de consumo en este país, ya que ellos son los que sufren las decisiones unilaterales que ejercen las grandes cadenas comerciales, señala.
 
El directivo dijo que ya se tiene lista una propuesta para la instalación de una mesa de trabajo con los agremiados de la Concamin, a fin de trabajar en el tema.


En su opinión, es indispensable que este proyecto incluya las propuestas de abarroteros, panaderos y tortilleros del país, así como de otros sectores, ante la competencia desleal de las grandes cadenas comerciales.


Una de las propuestas es sobre ventas debajo de costo, donde las partes se comprometen a comercializar los productos que se traten al precio que consideren conveniente, observando como límite mínimo el último costo total unitario de producción o adquisición.


Otro punto es el de garantía de margen de utilidad, donde la parte compradora será la única responsable de establecer su margen de utilidad y el precio de venta al público, siempre que sea por arriba de su último costo total unitario de producción o adquisición.


Erradicar los medios de presión es otra de las propuestas, ya que la ANAM considera necesario el respeto a los acuerdos de negociación de las partes.


Este punto implica que se debe eliminar cualquier práctica unilateral como medio de presión para la resolución de alguna diferencia entre las partes, como serían suspensiones de compras o entregas de producto, descuentos o cargos por gastos de promoción o mercadotecnia, reducción o aumentos de precios, entre otros.


El cuarto tema se refiere a modificaciones posteriores, para que no se puede dar ningún tipo de contrato que modifique lo articulado en la propuesta de legislación.


Otro punto se relaciona con buscar acciones correctivas, como la aplicación de multas por incumplimiento de lo regulado.


En este contexto, Landaburu Llaguno pidió al presidente de la Concamin, Francisco Funtanet Mange, determinar hora y lugar para instalar dicha mesa de diálogo, y para definir los enlaces directos de las comisiones de Enlace Legislativo, Jurídica y de Comercio Interior de la Confederación.


La finalidad es presentar las necesidades de los sectores y empresas afectadas, pero también para dar a conocer las propuestas en busca de hacer realidad un proyecto que no quede en el "discurso empresarial".


El directivo de la ANAM se congratuló de que, derivado de las demandas por parte de varios sectores de la industria, se concrete la mesa de trabajo especializada entre cámaras y asociaciones.


Sostuvo que son varios los sectores y empresas afectadas por la competencia desleal de las grandes cadenas, por lo que reclaman que el proyecto sea presentado en el próximo periodo de sesiones del Congreso de la Unión.