Empresas

Amóvil sufre revés en amparo contra la preponderancia

El amparo promovido por Telmex y Telnor fue rechazado por el Poder Judicial de la Federación. Dicho recurso legal tenía por objetivo dejar sin efecto las obligaciones derivadas de la declaración de preponderancia emitida por el IFT.
Redacción
22 mayo 2014 21:44 Última actualización 23 mayo 2014 5:0
[En México se esperan los informes de América Móvil, Coca-Cola Femsa y Genomma Lab Internacional / Bloomberg] 

[En México se esperan los informes de América Móvil, Coca-Cola Femsa y Genomma Lab Internacional / Bloomberg]

El Poder Judicial de la Federación rechazó dar trámite a los amparos promovidos por Telmex y Teléfonos del Noroeste (Telnor), ambas firmas controladas por América Móvil (Amóvil), que pretendían dejar sin efecto las obligaciones específicas derivadas de las declaratorias de preponderancia emitidas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el pasado 6 de marzo.

Al mismo tiempo, Irma Leticia Flores, jueza primera especializada en Telecomunicaciones y Competencia Económica, dio luz verde a los amparos que promovieron ambas empresas el pasado 1 de abril en contra de la determinación del IFT, pero aclaró que sólo revisará lo relacionado con la decisión del agente regulador, además de desechar los cuestionamientos sobre diversos artículos de la Constitución.

“Hágase saber a las partes que la superioridad determinó declarar infundada la inconformidad planteada”, informó el Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, según los expedientes 28/2014 y 29/2014.

El pasado 23 de abril un juez se declaró impedido para dar trámite a una demanda de amparo promovida por ambas empresas en contra de diversos artículos de la Constitución, con el objetivo de echar por tierra las declaraciones de preponderancia del IFT y evitar quedar sujetos a una regulación asimétrica.

Telmex y Telnor combatieron de manera legal el artículo 61 fracción I de la Ley de Amparo, al argumentar que esa ley les prohíbe ampararse en contra de la reforma constitucional de telecomunicaciones, que se promulgó el pasado 10 de junio. Sin embargo, el pasado 9 de mayo el Segundo Tribunal Colegiado declaró infundado el impedimento.