Empresas

Amenzan con suspender ampliación del Canal de Panamá

01 febrero 2014 3:56 Última actualización 04 enero 2014 16:54

 [Fallas geológicas no reportadas por la ACP generan un sobrecostos de 1,600 mdd, argumenta consorcio. / Bloomberg] 


 
Notimex
 
Panamá.- Un consorcio internacional reiteró hoy que si la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) desatiende su demanda de mil 600 millones de dólares, el 20 de enero cesará sus trabajos en la ampliación de la vía y ello triplicaría el costo del proyecto.
"Una terminación del contrato implica no sólo que el coste de la ejecución se puede doblar o triplicar (unos dos mil millones de dólares adicionales)", indicó a periodistas el coordinador de la junta directiva del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), Paolo Möeder.
A la pregunta de cuánto cederían en sus reclamos, otro de los representantes del GUPC, José Pelaez, señaló que "lo primero es sentarse a discutir" y que incluso "aun hay tiempo para llegar a un arreglo" antes de que venza el ultimátum del consorcio.
El GUPC, integrado por la española Sacyr Vallermoso, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, presentaron el 30 de diciembre a la ACP un preaviso para que responda a sus demandas antes del 20 de enero, bajo amenaza de suspender las obras.
El italiano Möeder explicó que la mayor parte de los mil 600 millones de dólares en sobrecostos se debe a que durante la construcción del tercer juego de esclusas descubrieron fallas geológicas no reportadas por la ACP.
"Hemos descubierto esto cuando empezamos la excavación", explicó Peláez.
Comentó que los costos se elevaron cuando tuvieron que extraerse de otros sitios 12 millones de metros cúbicos de tierra para generar los agregados del concreto, ante la imposibilidad de utilizar la existente en el sitio de expansión.
 
Recordó que en 2011, la ACP rechazó las mezclas para el concreto del grupo, lo cual influyó en el retraso de nueve meses en los trabajos, pero ahora las aprobó "y actualmente están siendo utilizadas en la obra".
La ACP se ha negado hasta ahora a reconocer los reclamos del GUPC y afirma que en todo caso las solicitudes deben enmarcarse en el contrato, que establece tres instancias, dos de ellas sin control del canal, para resolver las diferencias.
Las explicaciones de los representantes de GUPC coincidieron con la llegada a esta capital, este fin de semana, de tres ministros españoles, encabezados por la titular de Fomento, Ana Pastor, para reunirse con funcionarios panameños en busca de mediar en la disputa.
"Recurriremos a todas las instancias judiciales para hacer valer nuestros derechos", sostuvo Möeder.
El consorcio ganó en 2009 un contrato por tres mil 200 millones de dólares para diseñar y construir el tercer juego de esclusas, el principal componente de la ampliación, cuyo costo total asciende a cinco mil 250 millones de dólares.
El administrador de la ACP, Jorge Quijano, consideró descabellado el reclamo del GUPC, aunque ha puntualizado que de acuerdo con expertos, el monto en sobrecostos sólo podría alcanzar un 10 por ciento del costo total de la obra.
Antes de la disputa, los trabajos de expansión experimentaban un retraso de nueve meses, hasta junio de 2015, pero con la actual disputa se desconoce si la fecha de finalización se ampliará.
"La terminación del contrato implicaría un retraso en la entrega de la obra con todo lo que ello implica para Panamá y el comercio mundial", advirtió Moëder.